Fujifilm_XT1_768x90
Lunes, 23 de Julio de 2012 06:00 Valentin Sama

Canon EOS M – La primera CSC de la firma

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF

Actualizado Canon presenta su “EOS M”, “la primera CSC de Canon”, en propias palabras de la firma. Con esta entrada en el segmento de las “Compact System Cameras”, se da un espaldarazo final al concepto, al ser Canon la última firma de entre las más “notables” que faltaba por hacerlo.
Emplea la nueva montura EF-M, captor APS-C de 18 megapíxeles y monitor posterior táctil capacitivo de 3” y 1.040.000 puntos.







Las tres vistas claves de la EOS M con el pancake equivalente a un 35 mm f/2. En nuestra opinión es desde arriba donde –con ese objetivo– la cámara muestra su máximo atractivo estético.


De hecho, una forma apresurada para definir las prestaciones fundamentales de esta CSC de Canon –configuración y estética aparte– sería indicar que es lo más parecido a una réflex EOS 650D si le retiramos el espejo y el visor réflex: sensor, monitor “LCD Clear View II”, procesador DIGIC 5 (a 14 bit) y (el tímido) sistema de prevención contra el polvo son elementos compartidos entre una y otra.

La intención oficial de la firma con su primera CSC es ofrecer a los usuarios –no necesariamente “fotógrafos”– calidad de imagen “réflex” sin tener que portar el peso y volumen de una de ellas, para utilizar –también por fotógrafos– en su tiempo libre, para llevar siempre consigo, siendo manejable fácilmente, para foto y vídeo...  ¡lo que representa en suma una CSC!

Canon EOS M: puntos clave

Como suponemos que los lectores estarán muy interesados en conocer prontamente determinados aspectos clave, trataremos de anticiparnos:

• No dispone de visor electrónico al nivel del ojo ni zócalo para una posible adición
• El monitor no es basculable.
• No hay flash incorporado



El pie o base para trípode del adaptador EF-EOS M se puede retirar si se desea


Un EF 70-200 mm f/2,8L IS USM dotado de una EOS M a su extremo: una combinación de mucha más lógica profesional de lo que pueda parecer a primera vista. El factor impuesto por el sensor es de 1,6X.

Si la piel exterior es en policarbonato y fibra de vidrio, el chasis interior es en aleación de aluminio y magnesio, con partes en acero inoxidable: esto no es un juguete. La montura metálica va acoplada sobre el chasis también metálico. A la derecha, vista posterior del módulo del obturador.
Ver: análisis del chasis de la EOS M por nuestros compañeros de CSC Magazine

Pero hay otras cuestiones asertivas a nuestro juicio mucho más interesantes:
• Cuerpo metálico en aleación de magnesio, con partes en acero inoxidable y exterior en policarbonato y fibra de vidrio
• Se dispone de un soberbio adaptador EF-EOS M, único para las ópticas EF y EF-S, que mantiene todas las funciones de los objetivos de esas series.
• La gama de sensibilidades parte de 100 ISO, lo que permitirá explotar con más facilidad las opciones de foco selectivo de ese Pancake 22 mm f/2 STM, equivalente a prácticamente un 35 mm f/2.
• El límite alto ISO es de 12.800 forzable a 25.600
• Interesante solución para el obturador, que llega a 1/4.000 de segundo (más sobre ello más adelante)
• Opciones novedosas, como “Snapshot Video”



El pequeño pancake equivalente a un 35 mm f/2 enfoca hasta 15 cm...




.. al tiempo que el zoom por sus valores de focal y luminosidad recuerda más a los típicos objetivos "de kit" de las réflex "de entrada".

Canon EOS M: objetivos

Junto con la cámara, y como ya hemos avanzado, se ofrece un compacto objetivo EF-M 22 mm f/2 STM “pancake” (35 mm f/2) y el zoom polivalente EF-M 18-55 mm f/3,5-5,6 IS STM (aprox. 29-90 mm), que es estabilizado IS.

Actualización: el objetivo pancake está compuesto por 7 lentes en 6 grupos y sus dimensiones son de Ø 60,9 mm x 23,7 mm para 105 gramos, al tiempo que la fórmula del zoom obedece a un esquema 13/11, con un barrilete de Ø 60,9mm x 61 mm para 120 gramos. La rosca para filtro es de Ø 43 mm para el pancake y de Ø 52 mm para el zoom. Las distancias mínimas de enfoque son de 15 cm y 25 cm respectivamente. Los barriletes son en policarbonato, con una "piel" metálica, probablemente aluminio anodizado.





Canon EOS M: accesorios

Como accesorios, por un lado el importante adaptador EF-EOS M (Se habla de algo menos de 140 €), y además del pequeño Speedlite 90EX de número guía 9 (sincro hasta 1/200 seg.), así como un geoetiquedador GPS (arriba). El flash se entregará siempre en “kit” (según países) y la zapata y los sistemas internos de la EOS M son compatibles con el resto de los Speedlite de la gama media y profesional.

Canon EOS M: autoenfoque

En lo que se refiere al autoenfoque, se ofrece un sistema híbrido –siempre dependiente del sensor– que combina funciones de AF por detección de fase y de Contrast AF.
En total, se dispone de 32 puntos de enfoque y si los puntos de detección de fase ocupan una posición central, los de contraste ocupan el resto de la zona más amplia de la pantalla. La primera aproximación de enfoque se realizaría –rápidamente– por los primeros, al tiempo que los segundos se encargan –para mayor precisión– de la fase final del enfoque.


Distribución sobre el sensor de los puntos de enfoque para detección de fase y contraste


Por otro lado, los puntos de enfoque centrales son los que se emplean para las tomas de vídeo, y se indica que en conjunción con los motores de pasos STM (incorporados por primera vez en el Canon EOS EF 40 mm f/2,8 STM) ello redunda en gran suavidad de funcionamiento.

Canon EOS M: primera cortinilla electrónica

Escondido entre las estrechas líneas del “Excel” de especificaciones técnicas creemos haber descubierto un detalle que no siendo estrictamente nuevo (*) estimamos muy interesante, un pequeño gran paso adelante: la “primera cortinilla” de la obturación es electrónica.
Ello supone menos retardo de disparo, nivel sonoro de funcionamiento más bajo y menor desgaste mecánico.


La montura EF-M y sus contactos. Todavía, a las 6h CET de esta publicación, no hay datos oficiales, pero estimamos que la distancia montura a plano focal es una de las más cortas del mundo CSC, lo que abre paso a variados adaptadores. (Actualizado: es de 18 mm, no tan corta como estimábamos)


Ello es importante en las cámaras tipo CSC, pues en ellas, para que pueda llegar la imagen al visor/monitor, el obturador debe estar abierto para que el sensor esté activo, y en el caso de estar dotadas de un obturador con ambas cortinillas mecánicas (primera y segunda), al pulsar el disparador el obturador tiene que primero cerrarse para luego volverse a abrir/cerrar/abrir para realizar la exposición y devolver la visión para el encuadre.
Con el sistema de “primera cortinilla” electrónica, es el propio sensor el que inicia la exposición y por tanto se evita el primer paso.
Un “paso” más para el obturador electrónico total.
(*) Algunos modelo NEX y SLT de Sony ofrecen ese modo como opción, y la nueva G5 de Panasonic como opción completa para primera y segunda “cortinilla”.

Canon EOS M: otras funciones

Entre las nuevas opciones que han de hacer simpática esta CSC EOS M a sus nuevos usuarios figura la mencionada de Snapshot Video: una vez elegida la duración de 2, 4 u 8 segundos, se pueden grabar rápidos vídeos en esos tiempos, que se montan automáticamente en una suerte de álbum en secuencia.

El vídeo, estándar, es Full HD 1.920 x 1.080 (30, 25 o 24 f.p.s. aprox) y también 720p a 60 y 50 f.p.s., con codec H.264.
A pesar del pequeño tamaño de la EOS M se dispone además del micrófono estéreo incorporado, de “jack” de 3,5 mm para micrófono externo.

Como es habitual en este tipo de aparato, se ofrecen al usuario 7 funciones personalizadas con 19 ajustes y siete filtros “creativos” que ofrecen la virtud de poder previsualizarse el efecto antes del disparo, y ello en gran parte merced al procesador DIGIC 5, que goza de una capacidad seis veces mayor que su predecesor.
Se incluyen las más completas alternativas de modos de enfoque, medición y exposición, al tempo que se pueden realizar secuencias de hasta 4,3 f.p.s. con un tope de 17 fotogramas en JPEG y 6 en RAW.
Una opción interesante es la sumar cuatro fotogramas, obtenidos en rápida secuencia, para fundirlos en uno solo a efectos de reducción de ruido.

Canon EOS M: dimensiones y peso

La nueva EOS M obedece a unas dimensiones de 108,6 x 66,5 x 32,3 mm y con su batería LP-E12 y una tarjeta SD pesa 298 gramos siendo una de las CSC más pequeñas del mercado.
Estará disponible en un severo acabado negro de aspecto muy profesional, y también en plata, blanco o rojo. Se anuncia –inicialmente– un precio de 949 € para el kit con el objetivo zoom.

Actualizado: se anuncia un precio del entorno de los 850 € incluido un IVA del 19%

¡Nuevo!: análisis del chasis de la EOS M por nuestros compañeros de CSC Magazine

Ver: toma de contacto y análisis

Ver: artículo en CSC Magazine





Última actualización el Miércoles, 25 de Julio de 2012 06:51  
Nuart-Digital
MovolColor

nuestros vídeos