Olympus_Nav_2014_2
Lunes, 20 de Septiembre de 2010 02:54 Manuel San Frutos

Pentax K-5, Toma de contacto

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF
Pentax_K5_Toma de contacto Después de unos días con el equipo a cuestas, reflejamos nuestra primera toma de contacto de esta Pentax K-5, digna heredera de la robusta y hermética K-7, que no sustituye, sino más bien complementa.

Con un precio orientativo en torno a los 1.299 €, kit de óptica 18-55 WR ( acrónimo de Wheater Resistant ) incluido y muchas de las buenas aportaciones de sus extremos superiores e inferiores, K-7 por arriba, recién presentada K-r por debajo, la K-5 de Pentax pudiera ser para muchos una opción ponderable por precio, teniendo en cuenta sobre todo su gran robustez y sellado prácticamente total, con 77 zonas si somos más exactos, a prueba de polvo y salpicaduras.


Pentax K-5, Objetivo Pentax-DA 18-55

Estamos acostumbrados a concebir el segmento profesional con unas dimensiones relativas que oscilan entre lo grande y lo enorme, equipos para los que hace falta tener muñeca y brazo de atleta si queremos sobrevivir una sesión entera con ellos. Pues bien, Pentax se desmarcó de este criterio hace un tiempo, en especial desde la presentación de la K-7, una cámara que nada tiene que envidiar a los altos segmentos de su competencia, en cuestiones de robustez y calidad de construcción y que se deja llevar, liviana y ágil con una sola mano, sin por ello recurrir a continuas sesiones de fisioterapia.


Montura y contactos electrónicos


Pentax K-5, Objetivo Pentax-DA 18-55, flash emergente elevado

Despojados tal vez de estereotipos relacionados con el "tamaño", tan comunes en nuestra cultura occidental, Pentax supo condensar, como hizo en su día la serie OM de Olympus, una sólida construcción en un cuerpo llevadero, y consciente de ello, la Pentax K-5 asume su papel y bajo unas dimensiones finales de 131mm x 97mm x 73mm y 660 gramos, batería y tarjeta incluida, se presenta como una de las cámara amateur avanzado / Semi - Pro, más completas, robustas y contenidas, tanto en tamaño como en peso.

Ergonomía y Mandos

Sin olvidar el escalafón que pretende llenar, nada más coger la cámara podemos intuir el tipo de usuario al que va destinada, sendos y accesibles accesos directos por botonería o dial, con múltiples maneras de llegar a los mismos ajustes e incluso la capacidad de "customizar" los mismos a gusto del consumidor, corroboran lo anteriormente escrito, estamos ante una cámara de trabajo, de usos intenso y adaptable a los caprichos de uso de cada poseedor.


Vista superior, podemos apreciar la generosa pantalla LCD de apoyo a la toma

Encontramos en su parte superior, una generosa pantalla LCD de apoyo, con opción de retroiluminación en verde para mayor visibilidad en la oscuridad, tenemos además que insistir en las relativas y contenidas dimensiones del producto para premiar la habilidad de los ingenieros / diseñadores de esta K-5, todo lo deseable está presente, sin tener la sensación de compresión o abarrotamiento.

Además es de agradecer que la información prestada por esta pantalla de apoyo sea igualmente grande y bien ordenada, lo que redunda en su buena funcionalidad.


Accesos directos a la compensación por valores EV y sensibilidad ISO

Cercano a esta pantalla, encontramos los acceso directos de compensación de exposición, que se pueden configurar en precisos 1/3 de EV y el botón que da acceso a los valores de sensibilidad ISO, no olvidemos que este modelo presume de ser "altamente sensible" con umbrales nativos entre 100 - 12.800 y forzados desde 80 a 51.200, cifras impensables en el territorio digital hasta hace tan sólo unos años.


Vista superior izquierda, accesos directos y amplia botonería física

Pasando al extremo superior izquierdo, visualizamos el dial de modos, y sub - dial inferior de modos de medición, al ser un modelo sellado frente a las inclemencias climáticas, todos los diales y botones están perfectamente medidos para no disponer de holguras posibles donde el agua o el polvo puedan penetrar, tras unos segundos de manejo, transformamos una primera impresión de lentitud / dureza en una sólida sensación de seguridad, algo que ratificamos cuando las condiciones climáticas no son del todo ideales y nos damos cuenta qué, aún con ello, podemos trabajar sin temor alguno.


Toma de micrófono externo y accesos de visionado / borrado

Rematando el borde superior izquierdo, encontramos la toma de entrada de micrófono externo y por la parte trasera, los accesos directos al visionado / borrado de las imágenes, que se ubican ambos con bastante lógica, ya que una y otra acción están siempre internamente asociadas.

Slot de tarjeta, igualmente sellado y robusto
 
En la zona posterior derecha se disponen la mayoría de los ajustes y diales principales, el dial dedicado por omisión a controlar el diafragma (recordemos que como es normal en esta gama dispone de otro en el frontal para la obturación), los botones de bloqueo de foco o exposición, AF / AE -L respectivamente, opciones relativas a los puntos de foco, nada menos que 11 puntos seleccionables, 9 de ellos de tipo en cruz y el esquema de botones en cruz tradicional en la marca, todos a nuestro juicio bien proporcionados en tamaño y correctamente dispuestos espacial y ergonomicamente.

De especial interés nos pareció corroborar la buena disposición lateral del slot de tarjetas SD/SDHC, sellada al polvo y salpicaduras, en las que las tarjetas "entran justas" y con gran suavidad, precisos remates de goma a presión se encargan de proporcionar tal sensación.


Desde esta vista podemos comprobar sus curvas, su óptimo agarre.

Tanto en el frontal como en la parte trasera, se ha buscado el buen agarre del producto, gracias a una serie de curvas y contra curvas que configuran perimetralmente toda la zona del grip, por delante y por detrás del mismo.

Bajo un chasis de acero inoxidable y un cuerpo de aleación de aluminio / magnesio, se rematan las zonas externas de agarre con una especie de goma, sugerente al tacto, de buen acabado y práctica adherencia.


Nítida pantalla de 3" y 921.000 puntos

Dominando la total superficie posterior izquierda, la pantalla LCD principal de 3" y 921.000 puntos, recubierta con tratamientos anti reflejos / anti arañazos, otorga una clara y nítida visión, tanto en los procesos de captura, Live View mediante, como en los de configuración o visionado.


La información en pantalla es abundante y bien ordenada

No podemos olvidar que estamos ante un modelo con visor réflex por pentaprisma, con una cobertura del 100% a 0,92X de aumento, por lo que podemos alternar con toda seguridad, entre pantalla trasera y visor, sin temor alguno a perder la composición original, internamente el visor es claro, ausente de oscuros efectos del tipo túnel o similar, la información sobreimpresa, de la misma manera que ocurría en la pantalla posterior, es muy abundante...inclusive podemos corroborar el nivel horizontal de la toma desde dicho visor réflex.

A la carta

De la misma manera que ordenamos a nuestro gusto y criterios nuestras casas / nuestros coches, las cámaras modernas son cada vez más adaptables, más personalizables. En el caso que nos ocupa, la customización de la K-5 se basa en la posibilidad de reasignar parte de la botonería trasera y sobre todo, en la opción de manejar hasta cinco modos de usuario diferentes, marcado como "user" en el dial de modos superior-izquierdo, en los que podemos "customizar" hasta 27 parámetros diferentes.

Dentro de tales entresijos, los más sibaritas podrán ajustar de manera fina el autofoco de hasta 20 tipos de ópticas diferentes, marcar o desmarcar la corrección digital de aberraciones geométricas / cromáticas, así como muchos otros ajustes memorizables.

Robusta y comedida Sinergia

La inclusión del elenco de filtros presentados recientemente por su hermana menor, Pentax K-r, la buena herencia de los modelos anteriores, K-10, K-20, K-7, hacen en esta K-5 una robusta y comedida sinergía, dotada además de un nuevo captor CMOS de 16,8 millones de píxeles y un procesador PRIME II, que asegura unos resultados óptimos a elevados índices ISO, la captura de video Full HD ( bajo una relación un poco atípica eso sí, de 1960 x 1080 puntos a 25fps), hacen díficil la crítica negativa por nuestra parte.


Una buena tradición en Pentax, el botón que comuta "RAW / JPG" en un sólo toque


Al tratarse de un equipo de pre preducción, no podemos publicar los resultados de las nuestras pruebas de ruido / latitud / calidad de imagen, pero podemos insistir en la total solvencia que este modelo tendrá para todos los que necesiten un sólida cámara de trabajo, bajo un peso y ergonomía ideales.

Habrá que esperar a un modelo final, para poder exprimir a fondo y conciencia, la calidad de este nuevo captor / procesador, aunque podemos intuir, bajo lo visto en el equipo que hemos manejado, que no será nada despreciable.

Será el mercado quien dirá si efectivamente, queda una opción comercial, entre la completa y económica Pentax K-r y la todoterreno Pentax K-7
 
 

 

nuestros vídeos