Viernes, 31 de Mayo de 2013 05:12 V.Sama/M.San Frutos

Vanguard ABEO Pro 283CGH – Soluciones prácticas

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF

El trípode Vanguard ABEO Pro 283CGH ocupa la posición más alta dentro de la gama de fibra de carbono de la firma. Lo hemos probado junto con la rótula de bola GH-300T que incorpora disparador “de pistola”.





© Albedo Media, S.A.


El giro sobre la base de la rótula, es posible en 360 grados. Pero no solo eso, sino que en la parte superior, bajo el anclaje para la zapata de acoplamiento rápido, tenemos también opciones de giro adicionales, un giro controlado con sedosos ajustes por "clics", para 72 puntos distintos. Ni que decir tiene, que ambos gozan de bloqueos de seguridad.
En cuanto a la posición de la empuñadura de pistola, hablando de su ángulo lateral, basta tirar hacia atrás del aro gris para poder variar su posición (pincha sobre la imagen para ampliar)

Si bien el trípode puede adquirirse libre de rótula y dotarse con aquella de nuestra preferencia, esta combinación es una de las más originales –y la preferida del fabricante– y de ahí que hayamos optado por ella.

Para comenzar, unos datos técnicos que consideramos importantes para entrar en situación:

• Largo, plegado: 76,5 cm
• Altura máxima, con columna: 171,5 cm
• Altura máxima, sin columna: 138,5 cm
• Numero de secciones: 3
• Sección de las patas: 2,8 cm
• Peso: 3,05 Kg.
• Carga máxima: 8,0 Kg
• Giro: 360 grados
• Basculamiento frontal: +90 grados -8 grados
• Basculamiento lateral: +90 grados -32 grados


© Albedo Media, S.A.

Si deseamos simplemente extender la columna, nos bastará con aflojar/apretar la palomilla de la derecha. Puesto que la columna es de perfil hexagonal, tenemos la ventaja de que los ajustes en extensión de la misma, no nos hacen perder posibles ajustes de giro, algo que en caso contrario es muy molesto.
Ya, si lo que deseamos es  inclinar la columna, actuaremos primeramente sobre el pestillo de seguridad de color rojo (arriba).



Después de ello podemos liberar la palanca y proceder a fijar la columna en el ángulo deseado. © Albedo Media, S.A.



Aún en esta posición de columna ya inclinada, un cierre sobre la parte central del trípode, nos permite girar sobre la base de la columna, de forma independiente y adicional a los dos giros de la rótula. © Albedo Media, S.L.


© Albedo Media, S.L.

Como todo trípode profesional, la base dispone un nivel de burbuja, lo que nos permitirá hacer un buen ajuste previo del mismo, algo clave si no deseamos perder a posteriori todos los ajustes de nivelación que realicemos a nivel de rótula tan pronto hagamos un giro.
Adicionalmente, como puede verse, tenemos niveles de rótula, para ajustes vertical y horizontal. La zapata para la cámara es de acoplamiento rápido, con retención de seguridad.


© Albedo Media, S.L.

En esta simulación ofrecemos una idea del grado de contorsionismo al que puede llegar el ABEO Pro 283CGH. El cambio de ángulo de las patas, que puede realizarse para ajustes de 25, 50 y 80 grados se hace con máxima facilidad y seguridad: el pulsador liberador queda de forma natural bajo el pulgar de nuestra mano derecha y la retención de la pata, al saltar hacia el exterior, nos serviría de aviso –llegado el caso– de que la pata no ha quedado encajada firmemente en unos de los ajustes previstos.


© Albedo Media, S.L.

Los llamados "zapatos para nieve" (o para arena), se acoplan y desacoplan con gran facilidad, dando paso a puntas normales o púas accesorias. Pero esos "zapatos para nieve" funcionan muy bien también para superficies potencialmente resbaladizas o para barnices delicados, si deseamos tranquilizar a eventuales clientes en trabajos en localización.


© Albedo Media, S.L.

Ahora bien, cuando la cosa se anima de verdad con el ABEO Pro 283CGH es cuando comenzamos a operar en vivo con la rótula de bola GH-300T. El agarre, su ergonomía, es excelente y resulta muy cómoda de manejar, bien para pequeños ajustes bien para pasar de tomas horizontales a verticales y viceversa.


 
© Albedo Media, S.L.

Por ello puede ser buen momento recordar que, por ejemplo en la posición que mostramos, liberar el aro gris nos permitiría volver la empuñadura a una posición vertical –u otra intermedia– sin perder el ajuste de cámara, y ello para un manejo lo más cómodo y rápido posible.



© Albedo Media, S.L.

En esta imagen, ya aparece el conjunto de trípode ABEO Pro 283CGH y rótula GH-300T con una cámara montada y el cable de conexión rótula-cámara en posición. Lo hemos colocado en esa posición para su máxima visibilidad en la toma, pero lógicamente el usuario lo conducirá por donde estime más conveniente. Acoplar/desacoplar el cable lleva escasos segundos y Vanguard suministra cables para la mayoría de las cámaras del mercado, en una lista que sigue creciendo. En este caso estamos empleando una Nikon D7000 dotada de un objetivo Tamron. El disparador (botón rojo) se puede bloquear en posición de disparo (para B o T, por ejemplo) deslizando hacia arriba ("hold"). (Pinchar sobre la imagen para ampliar).


© Albedo Media, S.L.

Y bien... ¿cual es la experiencia de usuario, no ya con el trípode, sino con la rótula GH-300T?
Hemos probado la GH-300T en distintas situaciones, y quizá baste con decir que se trata de uno de esos desarrollos en los que no llegas a entender "cómo no se le ha ocurrido la idea a alguien antes" o otros fabricantes. En otra "liga" distinta, recuerda a una época anterior en la que no existía el autoenfoque y Novoflex ofrecía unos teleobjetivos de enfoque rápido, por "pistola".
Con esta GH-300T resulta fácil –con un poco de práctica– hacer suaves ajustes de seguimiento, sin perder tiempo –y oportunidades fotográficas– "moviendo manos" de los mandos de ajuste de un cabezal o rótula convencional al disparador de la cámara.
Especialmente para fotografía de aves u otros animales en un hide, nos parece de los más práctico, sin excluir otro tipo de tomas: cada usuario sabrá encontrar la aplicación y modo de uso ideal para su forma y ámbito de fotografiar.

Conclusiones
Un conjunto de trípode y rotula realmente ingenioso, versátil y fácil de manejar. Soporta casi tres veces su peso y ofrece soluciones para casi todas las necesidades.
Los que estamos acostumbrados a los más pesados trípodes de aluminio de generaciones anteriores, siempre tendemos a mirar con un poco de desdconfianza a estos trípodes tan ligeros de fibra de carbono, pero la verdad es que en nuestras pruebas ha resultado muy estable incluso con disparos de cámaras réflex sin cierre de espejo.
Y siempre quedaría el remedio, para los más escépticos, de colgar una malla con peso, al llegar a localización, del gancho previsto al efecto en la parte baja de la columna.
El precio del conjunto trípode y rótula probado es del entorno de los 600 €.
 

nuestros vídeos