Domingo, 22 de Enero de 2012 05:22 Manuel San Frutos

Canon Pixma Pro 1 - La Prueba

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF

Actual tope de gama en A3+, la impresora profesional Canon Pixma Pro 1 aterriza en nuestro laboratorio de pruebas, su porte elegante y buena construcción, legado directo de la serie profesional EOS 1, presagian un rendimiento a la altura de las circunstancias. 4.800 x 2.400 dpi de resolución y doce tintas pigmentadas la avalaban... pongámosla a prueba.

Desde el momento que cruzó la puerta de nuestras oficinas su peso y dimensiones imponen un criterio distinto con 695 x 462 x 239mm y un peso total de casi 28 kilos, la Canon Pixma Pro 1 se presenta como una de las impresoras A3+ más voluminosas del mercado, incluso con las bandejas de inserción y salida de papel retraídas.

Antes de entrar en prejucios tipo; "burro grande ande o no ande", aún con sus excesivas medidas, aseguramos que la robustez del equipo es mayor de lo habitual, asociamos además este tamaño sobrescalado a una precisión mecánica mayor y más suave, siendo la fluidez la palabra exacta que define la experiencia de trabajo con esta impresora, una de las pocas "que no se queja" al insertar papeles de todo tipo y gramaje, ya sea por su bandeja automática o por la manual, superando los 300 gramos por metros cuadrado sin descentrar o erosionar el papel durante el proceso de impresión.

 

Línea de diseño claramanente influida por las EOS profesionales


Uno de sus principales argumentos de venta es su elevado número de cartuchos, repartidos en doce módulos de tintas pigmentarias Lucia, a destacar las cinco dedicadas a la impresión de copias en blanco y negro, como veremos más adelante.

El esquema de consumibles sería así:

Cinco tintas BN - Negro Foto, Negro mate, Gris oscuro, Gris, Gris claro
Seis tintas Color - Cian, Cian Foto, Magenta, Magenta Foto, Amarillo, Rojo
Optimizador de Brillo

Aclaramos que este último cartucho viene siendo una tendencia habitual en todos los equipos pigmetarios modernos, para formatos A3 en adelante, por ser la tinta pigmentaria un elemento más mate que la solvente / colorante y dejar así una superficie menos satinada sobre los papeles brillo.

El optimizador de brillo no es a nuestro juicio, como hemos escuchado algunas veces, un barniz protector final o no al menos principalmente, es una solución eficaz para evitar el efecto de "bronzing" - simplemente un problema de diferencial de brillo entre soporte y superficie impresa -  sobre copias en papeles altamente satinados. "Uniformar el brillo" sería una definición más cercana entorno al cometido de este cartucho en el sistema de impresión.


Depósitos laterales de las doce tintas pigmentarias

 


Fácil insercción / Extracción de los cartuchos


Los depósitos de tinta son de mayor capacidad que los usados anteriormente, un avance claro respecto a la serie PIXMA Pro 9000/ 9500/Mark II y sus raquíticos 13 ml por cartucho. Aguantó dignamente nuestras pruebas de rendimiento, con más de 15 papeles diferentes, procesos de calibrado / perfilado y horas de impresión a máxima calidad.

Los soportes admitidos son casi infinitos, desde los papeles "glossy" o brillo, de moderados gramajes pero delicada superficie , a los que la impresora interpone un agarre "respetuoso", sin arañazos, hasta los más toscos papeles manuales, superando los 300 gramos por metro cuadrado ya sea a través de la bandeja de alimentación automática  o la ubicada de manera posterior, de carga manual.


Carga posterior manual


Orientada al sector profesional, la Canon Pixma Pro 1 es la perfecta herramienta de "feedback directo" con el cliente en el estudio, donde poder contrastar las tomas insitu, utilizarla como sistema de pruebas para imprenta o para visualizar acabados finales en formato A3+. Permite además imprimir a máxima resolución sobre CD/DVD imprimibles, a través del adaptador adhoc.


Adaptador para imprimir sobre CD/DVD imprimibles


Como no podría ser de otra manera, la impresora cuenta con conexión ethernet y dos puertos USB, uno trasero como vía normalizada de comunicación y otro frontal destinado a la impresión Pictbridge, directa sin ordenador, desde dispositivos compatibles tales como cámaras fotográficas, terminales móviles u otros.

Según la firma la Pixma Pro1 imprime en formato A3+, aproximadamente 32,9 x 48,3 cm, tanto a sangre como con márgenes, con un rendimiento global en torno a las 300 copias A3+, si bien esta estimación aportada por la marca es contrastable con el consumo propio de cada cartucho así como la especificidad cromática de cada imagen a imprimir, superando las 1000 copias en 10x15 cm, formato por contra algo incoherente  para esta "mole" de 28 kilos... aunque, no olvidemos a los usuarios de fotografía social y sus formatos normalizados.

Los tiempos de impresión son a nuestro juicio bastante correctos, incluso en la calidad de impresión más alta, y ante todo silenciosos, una vez más apoyados por la gran estructura física de esta impresora que amortigua los "vaivenes" típicos de las impresoras A3/ A3+, limitando el molesto traqueteo tan común en otras marcas... hilando más fino y al borde del esnobismo, podríamos decir que tiene una "impresión elegante", respetuosa con el entorno de trabajo sin interferir física o audiblemente en él.


Pruebas de laboratorio


Calidad y soportes

- Metodología - De la misma manera manera que cuando probamos a fondo una cámara o un objetivo, a la hora de someter a test una impresora o más bien un sistema de impresión (impresora + tintas + papel) las variables son muchas y tenemos que tenerlas presentes para no caer en errores que nos hagan juzgar de manera incorrecta su rendimiento y calidad.

Por ello, hemos realizado a medida nuestra propia carta de análisis, esta dispone a lo largo de toda su superficie una serie de elementos ideales para llevar al máximo todo el sistema de impresión, podemos cotejar y comparar con otros sistemas su resolución, su gama cromática, analizar las transiciones cromáticas o monocromas, medir dominantes de color en la impresión de blanco y negro, etc... en definitiva, una herramienta indispensable, que se impone como eje central de toda la prueba.

Esta impresión sólo se realiza una vez que el sistema está perfectamente calibrado y perfilado, por cada variable ya sea de dispositivo (impresora), tintas, modo de impresión y por supuesto soporte ( papel), elaboramos un perfil ICC exclusivo.

Creemos indispensable realizar estas labores antes de emitir ningún tipo de juicio de valor o comparación, si trabajamos sin gestión de color, estaremos juzgando una auténtica goma elástica donde los resultados quedarán a expensas de la aletoriedad más absoluta sin llegar a ninguna conclusión clara al respecto.


A lo expuesto más arriba y en relación a otras impresora analizadas , sumamos a esta prueba de soportes un elenco aún mayor de papeles, al ser esta Pixma Pro 1 una gama Profesional, en la que intuimos los usuarios podrán optimizar su rendimiento con toda suerte de texturas, gramajes y tipologías distintas.

En total son quince los papeles analizados, duplicando la versión "Photo Rag" de Canon para el test de impresión monocromo, como decíamos en secciones anteriores, la capacidad de admisión por parte de la impresora es realmente sorprendente, imprimiendo en todo momento sin problemas, al margen del soporte elegido.

Los resultados de rendimiento y calidad son como siempre más visibles desde la comparativa "side by side", que adjuntamos más abajo.


Test de impresión DSLR Magazine© en formato A4, pincha par ver la comparativa de soportes


Son muchos los datos que podemos extrapolar, comenzando por los papeles de la propia marca, el rendimiento del sistema eleva a sus cotas más altas con el papel Canon Pro Platinum, llegando sin problemas a los detalles más finos, las transiciones cromáticas más sutiles. Demostrando un elevado poder de retención del brillo en superficie, lo que ayuda a conseguir mayores densidades y un contraste global óptimo.

La versión Fine Art "Photo Rag" de Canon, fabricada por Hahnemühle con menos gramaje que el suyo propio - 308 vs 188 gr/m² - denota por contra más capacidad cromática, como podemos observar en la comparativa, siendo además su textura más presente que la versión original de Hahnemühle.

Un papel estupendo para impresión monocromática - atención a la última tira de parches en modo BN - ante todo para imágenes mate, al ser su blanco natural, libre de blanqueantes ópticos y lejías, lo que llamariamos un papel de algodón con calidad museo, de alta tasa de permanencia, más aún si lo cuadramos con un set de tintas pigmentarias de calidad como es el caso.

En relación a esto,  podemos adelantar cómo la impresora maneja adición de color en las imágenes en blanco y negro cuando imprimimos todo el documento en modo color, con una ligera dominante cálida en las áreas monocromas, aún perfilando exhaustivamente el sistema,  como hicimos.

Por ello, es realmente necesario y diferenciador el modo exclusivo BN para nuestras imágenes en blanco y negro , al usar "sólo" las tintas monocromáticas... aunque esto tiene sus matices, como veremos en el apartado de impresión, Blanco y Negro.

Si nos gusta una suave textura en superficie pero no queremos renunciar a la gama y contraste típico de los papeles brillo, dentro de los perlados analizados, el resultado obtenido con el "Hahnemühle Fine Art Photo Rag Pearl" y sus 320 gramos de consistencia nos parece impecable, visibiliza más el punteado del sistema de impresión pero también arranca algo más de detalle que sus competidores, por su relación táctil / gama de color, es uno de nuestros papeles preferidos para esta Canon Pixma Pro 1.

Muy de cerca le seguiría la versión Baryta, "Hahnemühle Fine Art Baryta", algo más de gramaje y un poco más de contraste, relacionado con la presencia del sulfato de bario en superficie así como el ligero aporte de los blanqueantes ópticos presentes en este papel, existiendo la versión Rag del mismo- también presente en el análisis - para los más puristas en criterios de conservación, sin OBA (blanqueantes ópticos).

Dentro de los papeles mate o texturados, la mejor relación de gama / detalle la tienen "Hahnemühle William Turner" y "Hahnemühle Albrecht Dürer", aunque su elevada textura y carácter comprometan "ruidosamente" la comprensión de algunas zonas de detalle fino.

Conseguiremos valores táctiles más moderados sin perder personalidad con la peculiar superficie del "Hahnemühle Torchon" con menos contraste, más mate, lástima que en pantalla estás cuestiones táctiles sean difícilmente transmitidas.

Estos papeles de texturas muy sensitivas son a nuestro juicio muy interesantes, al margen de sus capacidad de reproducción, que es obviamente menor que cualquier papel de poro cerrado brillante, disponen de una calidad y personalidad propia... digna de tocar, de cerca y deleitarse con la copia entre las manos.

Gama de color

La gama de color de este equipo alcanza los estándares de copia profesional, superando con creces la gama total de reproducción del territorio foto químico, esto incluye al conocido y mal llamado"sistema Lambda", el nombre hace referencia a la máquina, Durst Lambda y no a la tecnología en sí - concretamente tándem de sistema de exposición de papel sensible por tríada de láser RGB y revelado clásico en RA4 -.

El gamut más amplio lo hemos conseguido con el papel brillo Canon Pro Platinum, el más alto en gama, con un recorrido tonal muy homogéneo, incluso en los extremo perimetrales a los negros y colores más densos, así como los gradientes más claros y cercanos al blanco, la uniformidad y equilibrio de su gamut es igualmente muy oportuna en imágenes de gran cromaticidad.


Gamut 3D del ICC Canon Pixma Pro 1 + papel Canon Platinum Pro


La estructura interna de este soporte es compleja, seis capas o estratos cuidadosamente elegidos para mantener cada punto de tinta a raya, lo suficientemente dentro del papel como no escaparse por roce o erosión con otros, lo suficientemente fuera como para mostrar plenamente su brillo sin matar su saturación embebido entre la trama de papel.


Estructura interna del papel Canon Pro Platinum


Según la firma, este papel "Pro Platinum" - PT-101- hereda y mejora las cualidades del anterior "Photo Paper Pro" - PR - 101- su superior reproducción tonal así como la rapidez de secado se consiguen al disociar la capa recepetora de tinta en dos; una destinada a la reproducción de color, basada en compuestos de aluminio, por ello el nombre "Platinum" y otra capa dedicada a la absorción, de gran eficacia.


Canon Pro Platinum, El papel brillo con mejor gama y nitidez de todos los probados


Sea como fuere, sin entrar en el farragoso mundo de la química o física multicapa, de manera más directa y quizás más comprensible corroboramos que dicho papel en combinación con la impresora Canon Pixma Pro 1 otorga una calidad espléndida, con máxima nitidez y óptima gama tonal, como mostramos tanto en la reproducción del gamut en 3D como en la comparativa de soportes.

Blanco y Negro


Como hemos comentado, esta impresora, como practicamente todas por otra parte, cuando el documento a imprimir tiene zonas de color y elegimos - obviamente- el modo de impresión normalizado, esto es a pleno color, las zonas de nuestra imagen que se configuren en matices monocromáticos pueden tender a cierta dominante, cálida en nuestro caso, por la mayor adición de color presente en las transiciones de grises y áreas más claras.


En el modo exclusivo de impresión BN, "sólo" con las cinco tintas monocromas...


Si queremos un copia Blanco y Negro clásica, ausente de posibles dominantes, la mejor opción es imprimir bajo el modo exclusivo en blanco y negro, especialmente útil en este modelo al incoroporar cinco tintas monocromáticas, con gradaciones sutiles entre las áreas más claras, sin recortes bruscos, con una suavidad tonal notable.


... a 1200 dpi,  espléndida reprodución tonal y nitidez, no percibimos dominantes,...


Ahora bien, bajo el microscopio hemos detectado tras esa apariencia plenamente monocromática un ligérisima aportación de color, si bien no es perceptible a ojo desnudo , ni bajo el escaneo a alta resolución, desconocemos el porqué... aunque tenemos nuestras propias hipótesis.


...bajo el microcoscopio vemos ligeras trazas de "apoyo" en color, amarillo, cian y magenta.


Intuimos, a riesgo de equivocarnos, que esas trazas de color, forman parte de una ligera retícula o cama de apoyo tonal que aporten una base de color, perceptiblemente neutra - recordemos el minúsculo tamaño de gota, hasta 4 picolítros - allí donde incluso cinco tintas de blanco y negro no lleguen... la presencia constante de estas ligeras tramas de apoyo en las zonas más claras apoyan en parte nuestra teoría.

Que nadie se asuste, la calidad sigue siendo más que notable, hablando recientemente con un experto en la matería nos preguntaba qué pasará cuando esas áreas cromáticas más pronpensas al desvaneciemento empiecen a desaparecer de las copias asimétricamente en relación a las áreas estrictamente monocromáticas - más resistentes -... es sin duda una buena pregunta.

BN - Transición y gama

Pese a todo y frente a otros modelos, Epson o HP, Canon Pixma Pro 1 es la primera impresora A3+ en dedicar tal cantidad de recursos a la impresión monocromática, son conocidos por otros el negro mate, el negro foto, el gris medio, incluso el gris claro, pero la adición de otra tinta gris, aporta aquí un gradiente especialmente rico en las altas luces, manteniendo en todo momento el alto detalle descrito en el test de soportes.


Muestra con elevada gradación tonal...

 


...como podemos ver a 1200 dpi, esos matices de gris que marcan la diferencia


Quizás no es tan descabellada la inmersión de Jon Cone y sus tintas exclusivamente monocromas Piezography K6 / K7, lástima que por problemas juridícos por parte Epson sólo se puedan conseguir ahora en sistemas de alimentación contínua (CIS), tan poco extendidos en España.

Ojalá podamos disfrutar pronto de las virtudes de equipos pigmentarios de alta estabilidad, máxima resolución y extrema gradación tonal en blanco y negro, con cinco, seis e incluso siete tintas monocromas, sin adición alguna de color... tiempo al tiempo, de momento la Pixma Pro 1 con sus cinco tintas dedicadas se impone como la opción comercial "nomalizada" más oportuna.

Conclusiones

Tras largas charlas con responsables del mundo de la impresión, laboratorios fotográficos y marcas involucradas, pensamos que el ambiguo liderazgo de las técnicas foto químicas y paulatino auge de la inyección de tinta se debe principalmente a dos motivos:

Hasta ahora los montajes que impliquen calor, especialmente los siliconados, son más complejos de realizar mediante copias de inyección, tanto por la fragilidad del papel como por la inestabilidad de las tintas frente a la humedad o el calor...esto empieza a cambiar, con nuevos soportes para plotter y nuevos sistemas de adherencia, menos agresivos... recuperando ciertas pautas "razonables" del montaje retornable, así como tamaños de copia más antropométricos.

Por otra parte y quizás la más imperativa, el margen de beneficio y rentabilidad económica que gozaba el territorio foto químico empieza a diluirse, la disparatada e imparable subida del precio de la plata y unas políticas medio ambentales muy acotadas, empiezan a estrechar el campo del laboratorio tradicional, por si fuera poco los criterios de montaje artístico tienen otra tendencia hace tiempo.

Proliferando por lo tanto el mundo de la autoedición, los formatos  cercanos al libro, más humano y manejable, la Canon Pixma Pro 1, con un PVPR estimado que ronda los 833€ aporta desde nuestro criterio un precio ajustado para la calidad mostrada en las pruebas de laboratorio.

Ahora bien, tenemos que entender que en todo sistema de impresión de tinta, el precio del dispositivo no es más que el "gancho" hacia un contrato tácito con el material fungible, la tinta y sus costes son siempre la primera variable a ponderar en equipos que pretenden ser profesionales.

Desde los típicos esquemas de precio / producción,  el PVPR medio de los cartuchos rondan los 25 / 30 €, lo que haciendo cálculos nos daría a la baja un precio por cambio del set total de 300€ (12 tintas x 25€), siguiendo con esos cálculos, a máxima calidad se estiman según la firma unas 300 copias A3+ lo que nos da un precio de tinta por copia A3+  de más o menos 1€, tras analizar la calidad final, sobre todo en blanco y negro donde destaca especialmente, por encima de todos los sistemas foto químicos, nos parece un precio totalmente asumible para el sector profesional al que está destinado.

Será cuestión del perfil concreto de usuario así como su contexto específico el que adjudique mayor o menor coherencia a la inversión, en datos absolutos y ponderando su alta calidad de construcción, su rendimiento y biodiversidad de soportes admisibles, a nosotros la impresora Canon Pixma Pro 1 nos parece una excelente herramienta de trabajo profesional y por ende para profesionales.

 

nuestros vídeos