Jueves, 24 de Enero de 2013 18:01 V.Sama/M.San Frutos

Carl Zeiss Sonnar T* 35 mm f/2 para Sony RX1 – La Prueba

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF

Labo DSLRMZ - El objetivo Carl Zeiss Sonnar T* 35 mm f/2 que monta la Sony RX1 es una pieza tan fundamental de la cámara que casi podría decirse que esta gravita en torno al mismo más que en torno al tan comentado sensor de 24 x 36 mm que hace a la RX1, por el momento, la más pequeña cámara digital dotada de un sensor de ese formato. En DSLR Magazine les ofrecemos una prueba técnica a fondo de este conjunto, en lo que se refiere a la capacidad de resolución del sistema y otros parámetros asociados.


Y lo más curioso es lo poco que se sabe de este objetivo. Sabemos –tras prolijas traducciones del japonés e investigaciones en varias fuentes– que se trata de un diseño de 7 grupos a partir de 8 lentes, de las cuales tres son aesféricas y dos de tipo “AA”.



© Sony


© Sony


También sabemos que la lente posterior aesférica “extremadamente fina” (arriba) es la que ha permitido montar el objetivo de forma tan próxima al sensor. Y también, que el grupo de lentes para el autoenfoque pesa diez veces más que un grupo convencional, por ejemplo, propio de una Sony NEX, y que ello ha ocupado mucho a los ingenieros en el diseño del motor y su guiado.

Y finalmente, que el buen equilibrio entre compacidad y rapidez se ha alcanzado mediante el recurso de un aro manual, para pasar el sistema de enfoque de la distancia de 30 cm a la mínima de 20 cm, una interesante argucia para ahorrar recorrido al sistema AF.
Y nosotros contamos nueve palas en el diafragma...aunque en algunas especificaciones técnicas figuran siete.




Los fabricantes tratan de ofrecer un buen bokeh para sus objetivos a través no solo del diseño óptico, sino especialmente aplicando el mayor numero de palas en el diafragma del objetivo y haciendo que su perfil genere una abertura lo más circular posible. Ello, por razones mecánicas solo suele conseguirse para valores hasta f/5,6 aproximadamente, como puede apreciarse mediante nuestro display exclusivo © DSLR Magazine


Lo que si parece claro es que parte del elevado precio de la RX1 se debe no ya al sensor de 24 x 36 mm o al propio objetivo, sino a que –unidad por unidad– las RX1 se ajustan y se comprueban en fábrica a fin de garantizar el mejor “entendimiento” entre objetivo y captor. Insistimos: ajuste final específico 100% de las unidades.

No muchos de esta “época digital” conocen que montar un objetivo con obturación central,  como es el caso del de la RX1, tiene complicaciones añadidas: o bien se envían los módulos de lentes para que se monten en torno al obturador en la factoría de este, o más bien al contrario... pero “aparear” esos dos grupos de componentes tiene sus bemoles, ya que el posicionamiento de los mismos es crítico cara al rendimiento del objetivo. Añadamos un sistema AF y la cosa se pone peliaguda. Y todo ello es probablemente una razón adicional para que este Carl Zeiss Sonnar T* 35 mm f/2 no esté estabilizado.

La razón por la que la cámara en sí no está estabilizada para fotografía (si lo está digitalmente para vídeo) está relacionado más bien con temas de volumen que de precisión de posicionamiento del sensor frente a la óptica, pero es posible que este segundo factor haya influido también en la decisión.

Sony ofrece, para su RX1, y a través del menú, opciones independientes para la compensación de las aberraciones cromáticas, la distorsión, y el viñeteado.

Hemos sometido al Carl Zeiss Sonnar T* 35 mm f/2 a nuestras prolijas pruebas de laboratorio y ofrecemos a nuestros lectores los resultados. Queda por recordar, una vez más, que los resultados obtenidos lo son sobre el sensor en particular de que está dotada la cámara, en este caso un Sony 24 x 36 mm de 24,3 megapíxeles, se dice que el mismo que el de la Alfa 99.

Carl Zeiss Sonnar T* 35 mm f/2 para RX1: rendimiento


Carl Zeiss Sonnar T* 35 mm f/2 para RX1: resolución en pares de líneas por milímetro, resultados RAW




Pensamos que el gráfico, arriba situado, es muy elocuente, pero podemos aportar datos adicionales para su valoración, así como nuestra opinión. Resulta importante indicar, tal como se refleja en el eje "Y", que lo que mostramos son los resultados leidos a partir de los archivos RAW de la cámara.
Podemos observar que la combinación pareada de objetivo y sensor aporta resultados espectaculares, al nivel más alto conseguido hasta la fecha en nuestras pruebas de cámaras digitales.
No solo la resolución es soberbia desde la plena abertura de f/2, sino que además los valores de esquina le van muy poco a la zaga al centro. El valor más alto se alcanza para f/8, pero teniendo en cuenta que para ese valor ya aparece una sospecha de difracción bajo la forma de una cierta reducción de contraste, el mejor punto sería f/5,6, pero sin olvidar que podemos usar el valor de f/2 con un rendimiento muy superior al que ofrecen otros grandes objetivos... una vez diafragmados a su mejor abertura.
Con su focal de 35 mm, la difracción se manifiesta ya de forma más franca al valor teóricamente previsto: desde f/11 y solo queda decir que sería una lástima utilizar este objetivo a f/16 y f/22, valores para los cuales ya no se comporta como el soberbio objetivo que es en lo que se refiere a resolución: un paradigma de 35 mm.
Afortunadamente, un ajuste de 50 ISO ofrecido a través de menú nos permitirá mantenernos alejados de la zona de peligro.
Aún en el RAW, las aberraciones cromáticas del objetivo son mínimas y el astigmatismo excepcionalmente bien controlado.


© Sony

Las curvas MTF oficiales muestran algo poco común: valores para 10, 20 y 40 L/mm cuando la mayoría de las firmas ofrecen datos solo para dos valores. En este gráfico las líneas azules corresponderían a la resolución para un valor de ampliación extremo, y las de color rojo para el contraste. (Verdes, para valor de compromiso).
La ligera separación entre líneas contínuas y punteadas refleja el leve astigmatismo que nosotros mismos hemos detectado –tal como refleja la gráfica– más bien hacia las esquinas.

Pero.. ¿Qué ocurre si en lugar de utilizar los RAW empleamos los JPEG, ya con la opción de aberraciones cromáticas (y otras) compensadas por firmware de la cámara?


Carl Zeiss Sonnar T* 35 mm f/2 para RX1: resolución en pares de líneas por milímetro, resultados JPEG




En este caso, el gráfico muestra los resultados de resolución del conjunto, pero ya en archivos a la mínima compresión JPEG (máxima calidad) y dejando actuar al sistema de compensacón de aberraciones cromáticas.
Nos parece muy interesante observar cómo el objetivo conserva su carácter desde plena abertura a f/22, pero se le vé más "domesticado" por el JPEG. Si las aberraciones cromáticas antes eran ligeras, unidas al ligero astigmatismo comentado, bajo esta corrección de firmware ninguno de esos matices es ya detectable, pero no es menos cierto que la compresión JPEG nos hace perder algo de resolución.


Carl Zeiss Sonnar T* 35 mm f/2 para RX1: distorsión y viñeteado


Un objetivo 35 mm de gran abertura f/2 que debe cubrir el "Double Frame" de 24 x 36 mm,  con una flange distance (distancia montura/plano focal) relativamente corta, respetando el montaje de un obturador central, que limita el diámetro de determinadas lentes... ¡todo un desafío en lo que respecta a distorsión y distribución de luz en el plano focal!
Veamos...



A la plena abertura de f/2 y a la distancia de toma y análisis normalizada según nuestras estrictas normas, el Carl Zeiss Sonnar T* 35 mm f/2 para RX1 muestra apreciables pero no escandalosos niveles de  distorsión y viñeteado.



Bajo las mismas premisas, si aplicamos la compensación de viñeteado o de "reducción de sombreado de esquinas" como viene en llamarse en los menús, el resultado es espectacularmente bueno....




... y si a ello le sumamos la corrección de distorsión, que es opcion separada, "miel sobre hojuelas". Nos hemos tomado el trabajo de comprobar si la aplicación de estas correcciones acarrea algo de "pixel stressing" o de incremento apreciable de ruido en las esquinas, y podemos asegurar que no existe ningún problema en aplicar estas correcciones en el menú de cámara, salvo que trabajaremos ya con archivos JPEG, que como hemos visto tienen un poquito menos de resolución.



En lo que respecta a viñeteado, aún sin corrección, ya desde f/5,6 es casi inapreciable

Unos preferirán esta solución integral de "limpieza" otros preferirán ese cierto énfasis de "estética angular" de los archivos sin corregir y otros, bien alternarán entre una estética y otra, bien crearán acciones personalizadas en su programa de tratamiento de imagen favorito.

En todo caso, nos encontramos ante una combinación realmente soberbia de objetivo y sensor, según un concepto original que a buen seguro responde a los sueños de sus creadores. Para materializarlos han tenido que emplear fuertes recursos y eso repercute en el precio del producto. Pero ciertamente, en lo que respecta a óptica, vale lo que cuesta.
A continuación les mostramos unas imágenes a través de las cuales se puede intuir el tremendo potencial de la RX1 como aglutinadora de un muy especial objetivo y un especial sensor.


Una vista general.... a 1/125 de segundo f/8 y 50 ISO



...si agotamos la distancia mínima de enfoque de 30 cm sin solución de continuidad desde infinito, ajustamos a mano el aro selector para entrar en la zona de 35 a 20 cm, y....



... accedemos a un ámbito más que interesante, a 1/1.000 de segundo a f/2 y 50 ISO



Pero el territorio de esta pequeña "depredadora" está sobre todo en la noche, y en los índices ISO altos... 1/80 de segundo a f/2,5 y 6.400 ISO



1/15 de segundo a f/2 y 1.600 ISO



1/80 de segundo a f/2,2 y 12.800 ISO

¿Qué podemos decir del rendimiento en si del sensor de 24 x 36 mm? ¿Y del manejo de la cámara, sin duda... carismático? En breve publicaremos los artículos correspondientes y esperamos que –al igual que este– les aporten datos de interés.


Ver: entrevista con Mr. Masaaki Oshima, del Departamento de Diseño de Producto de Sony, en torno a la RX1


Última actualización el Sábado, 09 de Febrero de 2013 08:16  

nuestros vídeos