Martes, 01 de Enero de 2013 06:00 V.Sama/M.San Frutos

Desafío 24-70 mm f/2,8

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF

Labo DSLRMZ Los objetivos zoom 24-70 mm f/2,8 se han convertido, en relativamente poco tiempo, en la óptica estándar de referencia para los primeros equipos alto de gama en el formato 24 x 36 mm o “Double Frame”. Así no solo las firmas fabricantes de las cámaras, sino también las independientes se esfuerzan por ofrecer una referencia de alto nivel en esos parámetros de focales y luminosidad.
En DSLR Magazine hemos enfrentado a las dos ópticas más recientemente disponibles: el Canon EF 24-70 mm f/2,8L II USM y el Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD.


En este caso, parece lógico comenzar por la ficha técnica, e invitamos a los lectores a ver lo que separa, caracteriza y une a estas dos ópticas.

Ficha técnica comparativa


OBJETIVO Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD
Canon EF 24-70 mm f/2,8L II USM
Cobertura 24 x 36 mm o Double Frame (DF) 24 x 36 mm o Double Frame (DF)
Focales 24-70 mm
24-70 mm
Focales "equivalentes" (EF-S/EF-M, APS-C)
38,4-112 mm 38,4-112 mm
Ángulos de toma
84-34º/60-22º (24 x 36 mm/APS-C)
84-34º/60-22º (24 x 36 mm/APS-C)
Abertura máxima f/2,8 f/2,8
Abertura mínima f/22
f/22
Numero de palas 9, abertura circular
9, abertura circular
Lentes/grupos 17/12
18/13
Lentes aesféricas Tres en vidrio óptico, moldeadas y una híbrida
Tres, en "dos clases diferentes" (no especificado)
Otras lentes especiales Dos en vidrio XR de alto índice
Lentes UD y SUD en dispersión baja y anómala
Lentes flotantes Para el enfoque interno Para el enfoque interno
Revestimientos Multicapas
Multicapas
Distancia mínima de enfoque 38 cm
38 cm
Escala de reproducción 1:5 (a 70 mm); 0,25 x
1:5 (a 70 mm); 0,25 x
Area cubierta a la mínima distancia 120 x 180 mm
120 x 180 mm
Autoenfoque Afirmativo Afirmativo
Tipo de motor Ultrasónico USD
Ultrasónico de anillo USM
Zoom motorizado No aplicable
No aplicable
Tipo de motor No aplicable
No aplicable
Enfoque manual Afirmativo Afirmativo
Estabilizado Afirmativo, VC
No
Equivalencia según fabricante 4 pasos
No aplicable
Ø para filtros 82 mm
82 mm
Ø x largo 88,2 x  108,5 mm
88,5 x 113 mm
Peso 825 gramos
805 gramos
Barrilete Metálico
Metálico
Sellado contra intemperie Afirmativo, incluso la montura
Afirmativo, incluso la montura
Monturas Canon, Nikon, Sony (Sony no estabilizado)
Canon EF
Transmisión de datos Electrónica Electrónica
Optimizado para vídeo No
No
Otros datos Conmutador para estabilizador y para AF/MF
Conmutador para AF/MF
Accesorios incluidos Tapas, parasol, bolsito Tapas, parasol, bolsito
Precio aproximado
1.070 €
2.280 €
Disponibilidad
Disponible
Disponible



Por nuestra parte observamos algunos detalles clave, tales como que si cobertura de fotograma, focales, luminosidad e incluso distancia mínima de enfoque coinciden al milímetro, existen dos grandes diferencias:

• El objetivo de Tamron ofrece estabilización interna, al tiempo que el de Canon no.
• El objetivo de Canon es más de dos veces más caro que el de Tamron

Si ya la existencia del objetivo del fabricante independiente Tamron frente a la de Canon sugería el reto de la prueba, esos dos aspectos la hacían a priori apasionante, a fin de contestar –al menos para este caso– una de las preguntas que con más frecuencia nos hacen profesionales y aficionados avanzados en clases y talleres... ¿Qué tal son los objetivos de fabricantes independientes?

Desde el punto de vista constructivo –estabilización aparte– ambos objetivos son bastante similares,  con barriletes sólidos, sellados contra la intemperie, dimensiones y pesos similares y con parecido numero de lentes, un esquema de 17/12 para el Tamron y de 18/13 para el de Canon. Por cierto que para este último la firma parece tener un cierto nivel de secretismo, pues hemos tenido que brujulear en páginas Canon de distintos continentes hasta averiguar el numero de lentes aesféricas que incorpora, y sin llegar a saber más allá que se emplean “dos clases diferentes”.
La verdad es que teniendo en cuenta que Tamron fabrica –”bajo mano”– para otros fabricantes, uno llega a pensar...


A 24 mm de focal...




... y a 70 mm de focal


En los dos casos, los aros de zoom funcionan con gran suavidad y el “estiramiento” que se produce al pasar de 24 mm a 70 mm es muy parecido: nada exagerado, aunque bien claro que preferimos ya aquellos objetivos zoom en los que la longitud física permanece constante, lo que no suele ser el caso de los 24-70 mm.



Sobre el barrilete del objetivo de Canon, un simple conmutador para el AF/MF, mientras que sobre el de Tamron encontramos adicionalmente el de conexión/desconexión del sistema de estabilización

En cuanto al autoenfoque, ambos sistemas, el USD de Tamron y el USM de Canon son ya  “el estado del arte” en cuestión de motores, con permiso de los sistemas de Sigma y Pentax y los de última generación de Olympus y Panasonic: rapidez, silencio de operación y facilidad de enfoque manual en todo momento. No hemos encontrado vencedor ni vencido en este terreno, o sea que pasaremos al rendimiento óptico, dejando para el final –last but not least– la estabilización que distingue al Tamron del Canon.

Rendimiento óptico


Resolución en Líneas/mm a 24 mm de focal

Aunque casi resultaría preferible dejar a los lectores a sus propias conclusiones, pues los gráficos –el resultado de decenas de horas de trabajo de laboratorio– son bastante evidentes, para aquellos un poco menos duchos en el análisis de los gráficos vertemos algunas indicaciones y opiniones.





A la crítica focal angular de 24 mm los dos objetivos muestran el excelente rendimiento propio de una óptica profesional, con la dificultad añadida de tener que cubrir el generoso formato de 24 x 36 mm.

El objetivo de Canon arranca con una resolución algo más alta que el Tamron, que casi le iguala para f/8, mientras que este último iguala en el centro al Canon a plena abertura para superarle ya a f/5,6, f/8 y f/11. Ambos objetivos aguantan bastante bien los envites de la difracción, que se manifiesta bastante discreta a f/16 y de forma más clara, pero no abusiva para f/22.

En ambos objetivos la imagen es limpia en el centro, al tiempo que en las esquinas hay niveles discretos de aberración cromáticas y astigmatismo, muy similares para ambas ópticas


Resolución en Líneas/mm a la focal de 50 mm






A la focal de 50 mm, si bien el Canon es muy ligeramente superior en el centro para f/5,6, el Tamron por su parte bate al objetivo del fabricante de cámaras no ya para todos los valores de las esquinas y la mayor parte del centro (salvo el valor mencionado de f/5,6) sino además por algo que no se refleja en el gráfico: las aberraciones cromáticas y el astigmatismo están mucho mejor controladas –con diferencia– en el objetivo del fabricante independiente.

Resolución en Líneas/mm a la focal de 70 mm





Para el extremo largo de focal, si "largo" son 70 mm, el Tamron se muestra de nuevo más equilibrado en rendimiento entre centro y esquina que el objetivo de Canon, que lo supera en el centro para todas las aberturas hasta f/11 y especialmente a plena abertura, pero el Tamron se toma la revancha y bate al Canon en las esquinas a todos los valores excepto a f/2,8... y por poco.
Ambos objetivos muestran en las esquinas niveles similares –muy contenidos– de aberración cromática y astigmatismo.

Que cada uno haga su valoración, pero en todo caso, el rendimiento de ambos objetivos, en lo que respecta a resolución, es muy elevado y responde a lo que se espera de un valioso objetivo de rango profesional, al tiempo que en el Tamron las aberraciones cromáticas y el astigmatismo están mejor corregidas para la focal de 50 mm siendo de nivel similar en ambos objetivos para las dos focales extremas. Hablamos en todo caso, a lo largo de esta prueba, de no aplicación de corrección alguna a través del firmware de la cámara.

Distorsión, y viñeteado a plena abertura

Recordemos que la distorsión no varía con el diafragmado pero si con la distancia, que es normalizada para todas nuestras pruebas. El viñeteado mejora diafragmando y lo que se muestra aquí es el resultado al valor más desfavorable de f/2,8


Canon a 24 mm y f/2,8



Tamron a 24 mm y f/2,8


A la focal de 24 mm, la distorsión en barrilete es claramente apreciable para los dos objetivos, muy similar entre ambos. En las cámaras réflex, con su visor óptico (no electrónico), resulta prácticamente imposible para un fabricante enmascarar electrónicamente la distorsión nativa de los objetivos. (*)
También es apreciable el viñeteado, más acusado en el objetivo de Canon que en el Tamron.



Canon a 50 mm



Tamron a 50 mm


Para los dos objetivos, al pasar a la focal media de 50 mm la distorsión pasa a ser en acerico, con niveles menos apreciables que el barrilete de la focal de 24 mm, muy similares para los dos objetivos con muy ligera ventaja a favor del Tamron. El viñeteado está ya bastante bien controlado incluso a plena abertura.



Canon a 70 mm



Tamron a 70 mm


Tal como era de esperar –es algo característico de los objetivos zoom– la distorsión en acerico se hace más patente a la focal extrema de 70 mm y en este caso nuestra apreciación es que es algo más acusada en el objetivo de Tamron. También el viñeteado deja ver su presencia más  que a la focal de 50 mm estando ligeramente más contenido en el objetivo de Canon.

Respecto al viñeteado, para los dos objetivos y todas las focales, la realidad es que el diafragmado hace casi milagros y tras cerrar un punto, hasta f/4, se hace ya muy poco visible y totalmente controlado desde f/5,6 incluido.

Hasta aquí, por los resultados de laboratorio, nos encontramos ante dos objetivos de alto rendimiento, de resultados muy parejos, pues si uno de ellos destaca ligeramente en un aspecto su competidor lo hace en otro, pero si que parece claro que en este tipo de objetivo –antes de corrección por firmware o postprocesado– es la distorsión el aspecto a mejorar.
Pero nos preguntarán quizá los lectores... ¿Hasta qué punto se aprecia esto en tomas de campo?
Para dar la mejor respuesta posible a esas cuestiones les ofrecemos unas tomas sobre el terreno, cuidadosamente realizadas sobre trípode, cambiando las ópticas sin introducir cambio de posición alguna.

Tomas de campo


Canon, a 24 mm y f/11 (Pincha para ampliar)



Tamron, a 24 mm y f/11 (Pincha para ampliar)

Los lectores pueden observar el efecto de la distorsión en barrilete sobre un sujeto tan crítico como este, de carácter arquitectónico. Desde luego, con un pequeño recorte se podría compensar, bien actuando sobre el menú de la cámara, bien en postproducción.
Pero... ¡Los más observadores, llegarán a conclusiones que –siendo curiosas– no nos pillan por sorpresa en base a nuestra experiencia diaria de laboratorio!: a la focal de 24 mm el Tamron es ligeramente más angular o dicho de otra forma, el Canon nos "sisa" un poco de ángulo.



Canon a 70 mm y f/2,8 (Pincha para ampliar)



Tamron a 70 mm y f/2,8 (Pincha para ampliar)

A 70 mm, de focal, los términos se invierten, y es el Tamron el que "sisa" un pelín de focal, pero en menor grado que el Canon a 24 mm. El contraste es algo mayor para el Tamron, al tiempo que la resolución en un sujeto tridimensional no deja nada que desear incluso a plena abertura y el bokeh es bello en ambos casos.

Estabilización

En el apartado de "hardware", el Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD establece una diferencia respecto al Canon EF 24-70 mm f/2,8L II USM que puede resultar brutal: está estabilizado contra las trepidaciones mientras que el Canon no lo está. Si partimos de la base de que fue precisamente Canon la introductora de los sistemas de estabilización en los objetivos, esta decisión o carencia –según se quiera ver– parece difícil de entender, sobre todo si se observa que la propia firma ha introducido recientemente un 24-70 mm f/4 estabilizado.

Podrían aducirse varias razones:
• Mayor volumen y peso debido al mecanismo estabilizador y posibles lentes adicionales
• Mayor precio
• Posible menor rendimiento óptico por el "set" adicional de lentes de control, el juego mecánico de las mismas y posibles efectos prismáticos de aberración de color.

Respecto al primer punto, Tamron ha demostrado que se puede incorporar el sistema sin incremento aparatoso de volumen o peso, y respecto al segundo, que se puede ofrecer a menos de la mitad de precio.
En relación al tercero, sería discutible si un objetivo ofrece mayor rendimiento óptico que otro, pues cada uno de ellos destaca en puntos concretos.

Ahora faltaría discutir si el sistema de estabilización del Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD es eficaz o no...
Y ahí podemos atestiguar que lo es: según nuestras pruebas permite obtener imágenes suficientemente nítidas a tiempos de hasta tres o cuatro puntos de tiempo de obturación más largos que con la estabilización desconectada, o que con el Canon EF 24-70 mm f/2,8L II USM.


A 70 mm de focal (último tiempo de obturación "seguro" 1/60 de segundo) a 1/8 de segundo, con estabilización



A 70 mm de focal (último tiempo de obturación "seguro" 1/60 de segundo) a 1/8 de segundo, sin estabilización

Conclusiones:
Nos encontramos ante dos objetivos de la más alta calidad profesional, adecuados para las cámaras de gama alta en formato 24 x 36 mm.
Sería difícil decidir entre uno y otro si atendiésemos exclusivamente al rendimiento de calidad de imagen, pero el valor añadido de la estabilización y la muy abultada diferencia de precio puede hacer que más de uno –sin pecar– le sea infiel a la firma de su cámara.




 

nuestros vídeos