Viernes, 13 de Julio de 2012 05:00 V.Sama/M.San Frutos

M Zuiko Digital 75 mm f/1,8 ED MSC – La Prueba

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF

A principios de junio, Olympus anunciaba el inicio de la comercialización de su espectacular M.Zuiko Digital 75 mm f/1,8 ED MSC, preanunciado en el CES, y ahora podemos ofrecer a nuestros lectores la primera prueba a nivel mundial que incluye tanto lecturas de laboratorio como tomas de campo.



Imágenes, salvo indicadas, © DSLR Magazine y sus autores



Para tomar conciencia de lo que representa este objetivo conviene repasar previamente unos pocos datos de fondo:

Equivale, con su ángulo de toma de 16 grados, a un 150 mm f/1,8 si se toma como referencia el “double frame” de 24 x 36 mm, pero mide tan solo 64 mm de diámetro para 69 mm de largo constante y 305 gramos.


© Olympus


En su ficha técnica, un esquema óptico de nueve grupos a partir de diez elementos, de los cuales tres están realizados en vidrio óptico ED de baja dispersión cromática (azul, en el esquema)  y dos en vidrio HR de alto índice de refracción (verde, en el esquema).
Como es norma en DSLR Magazine, hemos sometido a exhaustivas pruebas técnicas y de campo a esta primera unidad de muestra llegada a nuestro País, y aquí están los resultados.

Olympus M.Zuiko Digital 75 mm f/1,8: rendimiento


Olympus M.Zuiko Digital 75 mm f/1,8: resolución

En las pruebas de laboratorio el pequeño tele luminoso no ha defraudado las expectativas que habían sugerido las gráficas MTF oficiales de la firma, en las que se anticipaba muy alto contraste y buena resolución, así como astigmatismo extra-bajo.


Curvas MTF oficiales de la firma. En azul, el contraste y en naranja la resolución
© Olympus


Ver: "MTF para dummies", y... desconfíe de las imitaciones




La resolución, que alcanza su valor máximo para f/5,6 es muy uniforme de centro a esquina, y se aleja muy poco de ese valor óptimo ya desde plena abertura. Los niveles son muy altos, del orden de los alcanzados por el M.Zuiko Digital 45 mm f/1,8, con el que este objetivo configurará excelente equipo de trabajo, así como con el M.Zuiko Digital ED 12 mm f/2. Nos falta, eso si, un 17,5 mm f/2 o f/1,4...
Como ya venimos observando en nuestras pruebas, la difracción es un factor a considerar, y se insinúa a f/11, se manifiesta a f/16 y se hace poco soportable a f/22. Nuestra pregunta recurrente: ¿para qué una abertura de f/22, equivalente en este caso en profundidad de campo a aproximadamente un f/45?

Hay varios aspectos notables adicionales en este objetivo:

• Ausencia de astigmatismo apreciable
• Ausencia de aberraciones cromáticas, no solo en los archivos JPEG sino también en los RAW
• Centrado perfecto de las lentes, que se traduce en un mismo y correcto rendimiento en las cuatro esquinas del fotograma

Olympus M.Zuiko Digital 75 mm f/1,8 ED MSC: viñeteado

Con un diseño telecéntrico (ver marcha de rayos en el esquema óptico de más arriba), y con una favorable focal de 75 mm nos encontramos con un viñeteado casi inexistente, a pesar de las imposiciones de la alta luminosidad.



Con un viñeteado de tan solo menos de un 14% en su punto más desfavorable, el objetivo nos ofrece un equilibrio de iluminación centro-esquina sobresaliente. Resaltar que se trata de rendimiento neto, sin corrección por firmware.

Olympus M.Zuiko Digital 75 mm f/1,8 ED MSC: distorsión

Tras los excelentes resultados obtenidos para los parámetros de resolución y viñeteado, no ha supuesto sorpresa encontrarnos con el rendimiento relativo al grado de distorsión que refleja el gráfico siguiente:



La distorsión es imposible de apreciar y solo los más exigentes nos reclamarían en el sentido de haber descubierto una "sospecha" de barrilete.
Resaltar que se trata de rendimiento neto, en RAW, sin corrección por firmware.

En resumen, en lo que respecta a rendimiento óptico de laboratorio nos encontramos ante un objetivo  de carácter único, de grado superlativo.

Olympus M.Zuiko Digital 75 mm f/1,8 ED MSC: construcción y ciertos detalles técnicos

Ya hemos comentado al inicio del artículo acerca de las lentes, grupos, vidrios ópticos y dimensiones.
Queda comentar que el enfoque se realiza según la tecnología MSC de Olympus, mediante desplazamiento de un solo elemento por medio de un rápido motor lineal de pasos.


© Olympus

Entre otras virtudes del sistema, podemos comentar la rapidez del mismo, debido en parte a la baja inercia del conjunto, pero también el hecho de que la longitud física del objetivo permanece inalterada a lo largo de toda la escala de distancias de enfoque, y muy particularmente que la lente posterior queda estática, evitando que a la larga entre polvo al interior del objetivo.



El diafragma de nueve palas es un mecanismo de magnífico diseño, que ofrece una abertura casi circular (aquí a f/4) desde f/2 casi hasta f/22 y ello no solo merced a las nueve palas que lo componen, simo también a la cuidada forma del perfil de las mismas y el refinado sistema de accionamiento.

Olympus M.Zuiko Digital 75 mm f/1,8 ED MSC: en la mano

Pero donde toma realmente vida este luminoso tele equivalente a 150 mm es montado sobre una cámara como la Olympus OM-D, especialmente si está dotada de la empuñadura opcional, con la que el equilibrio es perfecto.


El autoenfoque hace honor a la afirmación de los responsables de la firma en el sentido de que es "el más rápido del mercado", incluyendo las réflex profesionales. Es silencioso, y preciso, libre de todo problema de "back o front focus" gracias precisamente a que se enfoca a través de la información del propio sensor.
Personalmente, dudamos que se pudiese conseguir la precisión de colocación de foco a distancias medias y cortas con semejante combinación de abertura a f/1,8 y focal equivalente de 150 mm mediante un sistema tradicional DSLR de detección de fase.

La calidad de color, el contraste, llevan la signatura Olympus, que recuerda la de los mejores "chrome" de la cúspide de la era fotoquímica. Los revestimientos de última generación, que comenzaron a usarse desde la introducción del M.Zuiko Digital ED 12 mm f/2 deben tener que ver bastante con ello.

En lo que respecta al bokeh, es soberbio. La combinación de la abertura casi circular de las nueve palas del diafragma, unida a la óptima corrección de las aberraciones cromáticas, ofrece un bokeh limpio, suave,  perfecto.
Podemos, por supuesto, enfocar a mano, pero tras un uso intenso del objetivo, ya muy compenetrados con el, cabe preguntarse si tiene sentido, dada la precisión que se alcanza en modo AF.
Si lo deseamos, pulsamos dos veces sobre el botón de función que hayamos asignado y podremos enfocar "con lupa", quizá para sujetos críticos... pero sinceramente: lo vemos más, para este objetivo, quizá para tomas concretas sobre trípode, un terreno que no es el ámbito "de caza" natural del M.Zuiko Digital 75 mm f/1,8 ED MSC.

En suma:
• Muy ligero para su focal equivalente, bien construido sin sensaciones negativas de materiales plásticos sino antes bien, todo lo contrario.
• El enfoque manual es muy preciso, suave y correspondiente entre movimiento físico e impulso electrónico.
• Óptica ideal para "robados", retratos y tomas de calle a cierta distancia, más discreto e inadevertido que las focales documentales estándar .
• La consistencia del plano de foco a 1,8 es increíble, y la calidad altísima a todos los valores de abertura: el rendimiento de laboratorio tiene justa correspondencia, como no podía ser de otra forma, en las tomas de campo.

Es un error de bulto –lamentablemente muy extendido– confundir tamaño con valor y precio, y esta pequeña joya mecanoóptica, con sus casi 900 € de precio es vista por los desconocedores del concepto CSC en general y del Micro Cuatro Tercios en particular, como un objetivo “caro”, si bien, realmente, no tiene parangón en el mercado.

En pocas palabras: probablemente otro de los objetivos Zuiko que pasará a engrosar la lista de ópticas "históricas" de la firma. Lástima que se entregue sin parasol, y que el correspondiente, metálico y de bello diseño, sea un costoso accesorio. Algo que la firma debiera reconsiderar.


Olympus M.Zuiko Digital 75 mm f/1,8 ED MSC: muestras


Nada como unas pocas imágenes tomadas con el objetivo como para hacernos una idea de lo que puede llegar a ofrecer en manos expertas.


Le invitamos a que descargue el archivo original (en esta y en las otras imágenes) y explore la zona de enfoque primario.
1/1.500 seg. a f/1,8 200 ISO




El armónico y suave bokeh se degusta ya incluso en los planos próximos... desenfocados
1/1.000 seg. a f/1,8 200 ISO



Fiel en las texturas de centro a esquina...no es menos cierto que el nuevo captor de la OM-D ayuda lo suyo
1/4.000 seg. a f/1,8 200 ISO


Abstracción por la selección que permite la focal equivalente a un 150 mm.
1/4.000 seg. a f/5,6 y 200 ISO




Y para terminar, le invitamos de nuevo a que explore el archivo original de esta imagen con detalle
1/2.000 seg. a f/1,8 1.600 ISO





Imágenes, salvo indicadas, © DSLR Magazine y sus autores

Pueden verse imágenes adicionales a través de la prueba de nuestros compañeros de CSC Magazine


 

nuestros vídeos