Sábado, 26 de Enero de 2013 15:40 V.Sama/M.San Frutos

Sony RX1 - Rendimiento y Manejo

Labo DSLRMZ - Analizado el rendimiento óptico, medimos ahora el manejo y compromiso señal/ruido de la interesante y única Sony RX1, una exlusiva  cámara compacta que despierta más de una cara de asombro, por su indiscutible calidad... y su elevado precio.



Sony RX1, la "compacta" de captor 24x36 mm


Amada desde la fría distancia que impone la cartera, desde su presentación oficial en Islandia la Sony RX1 se conforma como uno de tantos objetos de deseo fotográficos de altas prestaciones y alto importe.

Paradójicamente bajo el paraguas de esta omnipresente crisis, estamos viviendo una de las mejores rachas tecnológicas de los últimos años, con apuestas tan arriesgadas, en filosofía y caché, como esta "compacta" de sensor gigante (24x36 mm) de Sony.

Cíclope Óptico

Detrás del marketing asociado a la frase "compacta de Full Frame" hay algunas buenas ideas y algunas concesiones, la conjunción objetivo de alto rendimiento + captor y procesador de última generación da sus frutos, tal y como vimos en nuestra anterior análisis, arroja unos impresionantes resultados llegando casí a las 80 lp/mm en su diafragma de máximo rendimiento, uno de los valores más altos de todos los dispositivos digitales analizados hasta el momento en nuestro laboratorio de pruebas.


Si bien el tamaño es contenido, la ergonomía es cuestionable


Con este excelente rendimiento como pretexto, las concesiones en el apartado físico empiezan en nuestra opinión con un paquete óptico de tales prestaciones embutido en el cuerpo de una compacta similar en dimensiones a sus hermanas de óptica intercambiable de la serie NEX.

Lógicamente, un captor de este tamaño (24x36 mm) impone sus propias reglas, con un círculo de imagen mayor y unas exigencias igualmente superiores entre centro y esquina del fotograma, más aún si hablamos de una óptica ligeramente angular como es el Carl Zeiss Sonnar 35 mm f/2 que monta.

Estas pautas son las que justifican el tremendo volumen que representa la óptica en su conjunto global, las muchas correcciones digitales de apoyo que usa el firmware de cámara para paliar el viñeteo en las esquinas o las aberraciones geométricas  - ver análisis anterior - y la pérdida de agarre por gravedad hacía delante que sufre la cámara por naturaleza debido a tan desproporcionada relación entre óptica y cuerpo de cámara. Ser compacto en estos contextos double frame (24x36 mm) tiene sus consecuencias.

Bajo esta imposición de tamaño, la RX1 propone el uso de visores externos en ausencia de uno integrado, éstos pueden ser ópticos o electrónicos, si bien es cierto que el PVP del visor óptico Zeiss propuesto por la marca es incluso proporcionalmente más caro que la propia cámara, rondando los 600 euros.



Los visores externos se acoplan en una "zapata inteligente" con conexiones electrónicas.. propietaria de Sony

La zapata de flash donde se acoplan estos visores es propiedad de Sony y por ende no estándar, una idea no muy acertada de cara a la integración con accesorios de otras marcas, aún con ello podemos usar otros elementos fuera del paraguas de Sony, tan originales como rentables, con algo de imaginación y customizado por nuestra parte.


Por menos de 100 euros podemos montar este original visor multifocal ruso, con corrección de paralelaje

En este mismo zócalo podremos acoplar obviamente las unidades de Flash, de la propia marca o con zapata compatible con la misma, siendo su naturaleza la toma callejera o documental, en nuestra opinión será un accesorio de uso minoritario, más aún visto el rendimiento a sensibilidades altas y diafragmas luminosos.


Flash pop up incorporado en la propia cámara

No obstante, el pequeño flash pop-up incorporado puede sernos útil como relleno en algunas escenas, ocultándose dentro del propio cuerpo de la cámara tras su uso sin perjudicar el espíritu compacto del dispositivo.



Rueda de cambios de modo de enfoque, AF, MF, y MF asistido respectivamente

El sistema AF nos ha parecido correcto, quizás no tan rápido como los más rápidos ni tan preciso como algunos modelos de gama alta en DSLR o CSC, en resumen digno sin destacar especialmente.


Foco manual al primer plano a f/2...

Sin embargo el enfoque manual, sobre todo la modalidad asistida con resalte de color (Peaking Focus) y ampliación digital, afina de manera muy precisa el plano sobre el cual queremos enfocar... fundamental en una óptica f/2 para 24x36mm con escasa profundidad de campo.


...idéntica operación hacia el fondo


Rendimiento Señal/Ruido

Compartiendo - supuestamente - tripas con su hermana SLT, Sony A99, con un captor CMOS de 24x36 mm de elevado rendimiento con 24 MPX y un buen compromiso señal/ruido, sometemos a esta "compacta" a nuestro estricto bodegón de control.

Metodología:

A modo de instrucciones de uso, aportamos para mayor transparencia,  el "modus operandi" y contexto de nuestra prueba, así como algunos matices previos necesarios:

- Para evitar intervenciones en la exposición de la toma original, no hemos recalibrado mediante software de edición el punto blanco, nos obstante esto nos habla, con mayor criterio y menos manipulación de la desviación original del ajuste de WB de cámara para cada valor ISO, lo cual por supuesto también es un valor comparable.

- A colación de esto último, entendamos que el análisis es válido y comparable siempre dentro del contexto recreado en la escena, cualquier otro iluminante daría, como es obvio, resultados ligeramente distintos, inclusive en los parámetros que afectan al ruido electrónico. Recordemos que esto del WB en nuestras cámaras digitales se gestiona internamente a través de tres valores o canales RGB (rojo, verde y azul), éstos reciben más o menos intensidad lumínica en la base del captor, entre otras muchas variables, dependiendo del iluminante empleado.

- Como en otras ocasiones, el bodegón previsto incluye todo tipo de "trampas" que nos ayudan a exprimir al máximo los captores de los equipos analizados, detalles pequeños, luces especulares, colores pautados técnicamente para medir el ruido electrónico, texturas varias, controlando bajo iluminación de estudio una escena de amplia latitud.

- Hemos incluido los valores en RAW y JPG de cámara dada la importante diferencia de contraste y proesado que esxiste entre ellos. Usamos además en el formato de JPG (FINE) los valores de correción de firmware (CF) y reducción de ruido (RR),  con los asjutes de nitidez, contraste y saturación por omisión.

- Aportamos una comparación rigurosa en relación a todos los índices ISO nativos del sistema, ISO 100 - 25.600,  sin contar las ampliaciones forzadas o subforzadas.



Prueba señal/ruido Sony RX1, pincha para acceder.

Los tres parches elegidos representan por norma en esta prueba los tres ejes de compromiso que toda cámara tiene que lidiar para conseguir un buen archivo a altas sensibilidades, mantener el detalle sin empastar por sobreprocesado sin desaturar los colores ni recortar la latitud de la imagen... todo esto obviamente con el menor ruido electrónico posible.

Los resultados son claros, nos nos extenderemos más allá de la obviedad, en consonancia con su nítida óptica, el sensor y procesador realizan una excelente labor con todos los parches, hasta la sensibilidad de 6400 ISO, existiendo además una muy correcta reciprocidad entre todo el recorrido de sensibilidades hasta este punto.

La nitidez es excelente, especialmente en la toma RAW, rica en gama tonal, con colores puros y saturados. Los ajustes JPG FINE ya sean con o sin correcciones digitales, en auxilio del viñeteo o distorsiones geométricas (CF) o reductores de ruido (RR),  muestras más contraste, siendo en ocasiones demasiado agresivas en su máscara de enfoque, con algún que otro halo en los contornos de los objetos por sobreprocesado.

Los dos últimos valores en sensibilidad nativa, 12800 y 25600 ISO, se nos antojan demasiado inestables, tanto por la ausencia de reciprocidad con los anteriores, seguramente por no ser valores calibrados a la perfección para su índice de exposición real (IE), como por  la pérdida de calidad  exponencial respecto a lo gradual y consecutivo de todos los demás valores inferiores.

A pie de calle, Sony RX1 - Callejera y nocturna



Toma nocturna RAW convertido a  JPG mediante Lightroom 4,   f/4 1/80 - 3200 ISO. Pincha para ampliar.

En la práctica y en especial en la calle, la cámara se desenvuelve sin problemas, su hábitat natural la hace propensa a las tomas nocturnas, donde la carencia de espejo y obturador plano focal al uso la transforman en invisible.

Su tamaño ayuda en las tomas con gente, donde mostrar otro tipo de "aparatos" de su calibre en calidad pero mucho mayor tamaño, espantan literalmente cualquier oportunidad de pasar inadvertido.


Toma nocturna RAW convertido a  JPG mediante Lightroom 4,   f/4 1/80 - 2000 ISO. Pincha para ampliar.

Las condiciones de luz no pueden ser más complejas, subexposiciones parciales en la imagen sin pizca de ruido cromático, con texturas nítidas y altas luces ricas en matices sin quemarse... pena no contar con unos cuantos centímetros más para un buen grip que mejorase el agarre y algo más de soporte físico en el cuerpo para paliar la asimetría de peso en la óptica, por lo demás, sólo podemos alabar la calidad de imagen visible en todas las tomas.

Galería Online


Galería Online Sony RX1, Pincha para acceder.


¿Leica Killer o capricho?

Esta Sony RX1 responde con contundencia a esta nueva moda clásica / retro que inunda las cámaras digitales desde que la primera CSC de Olympus PEN apareciera en el mercado, especialmente desde la presencia de la X100 de Fujifilm en Photokina de 2010.

Ya comentamos las similitudes conceptuales de estos dos equipos en el recién pasado CES de las Vegas con la Fujifilm X100S, estética clásica, diales manuales, focal, luminosidad y ante todo su condición de solución integral, con óptica no intercambiable y mismas limitaciones en tiempos de obturador, por su naturaleza central, entre lentes.

Las diferencias entre ambos modelos radican ante todo en los tamaños de sensor empleados, tecnologías de los mismos y en consecuencia, precios de ambas. Esperamos poder probar pronto de manera comparativa los dos modelos, vistos los gráficos de rendimiento óptico de la Sony RX1 será difícil encontrar un equipo que esté a su altura, eso seguro, aunque si hablamos de proporcionalidad en resultados, calidad, ergonomía y precio final la cosa seguramente se complica.

En definitiva nos parece más interesante el reto técnico que supone este nuevo modelo de Sony que su propia presencia o precio en el mercado, representa otro feroz competidor a Leica y aunque tras la vitrina jueguen en ligas diferentes, no deja de ser interesante que las marcas se acerquen a nuevos terrenos, sobre todo si le acompaña un rendimiento tan espectacular como el que hemos podido analizar en nuestras pruebas de laboratorio.

Ver: entrevista con Mr. Masaaki Oshima, del Departamento de Diseño de Producto de Sony, en torno a la RX1