Olympus_Nav_2014_1
Jueves, 31 de Mayo de 2012 11:49 V.Sama/M.San Frutos

Voigtländer Nokton 17,5 mm f/0,95, La prueba

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF

Ofrecemos la primera prueba a fondo, con datos cuantificados, del espectacular Voigtländer Nokton 17,5 mm f/0,95ASPH., para las CSC de protocolo Micro Cuatro Tercios, un objetivo equivalente, en ángulo de toma, a un clásico 35 mm para el formato 24 x 36 mm. Este objetivo complementa al Voigtländer Nokton 25 mm f/0,95 (*).




El objetivo aparece aquí con el pequeño parasol suministrado


Si su luminosidad es algo más del doble que un f/1,4, el foco selectivo ofrecido a esa abertura máxima de  f/0,95 es similar al que ofrecería un 35 mm f/1,9 a su plena abertura utilizado sobre una 24 x 36 mm. Como vemos, nada despreciable, y si decidimos cerrar algo el diafragma, las nada menos que diez palas de su diafragma ofrecen un apreciado bokeh.

El esquema óptico es muy refinado, como podemos intuir a través del gráfico y de la tabla de especificaciones, pues se incluye una lente aesférica, algo que hasta ahora no era nada común para el fabricante japonés Cosina, responsable de los Voigtländer y Carl Zeiss actuales, y de hecho, desde que probamos el objetivo Carl Zeiss Distagon T* 15 mm f/2,8 y vimos su elevadísimo rendimiento, llegamos a la conclusión de que "algo se movía" en Cosina, que comenzaba a emplear nuevos recursos, tales como vidrios especiales y ahora también lentes aesféricas, como esa lente posterior marcada en gris en el esquema.





OBJETIVO Voigtländer Nokton 17,5 mm f/0,95 ASPH.
Cobertura Micro Cuatro Tercios
Focal 17,5 mm
Focal "equivalente"
35 mm
Ángulos de toma
64,6º
Abertura máxima f/0,95
Abertura mínima f/16
Numero de palas 10, abertura circular; ajustable en clics o sin clics
Lentes/grupos 13/9
Lentes aesféricas Una lente aesférica
Otras lentes especiales De alto índice, en numero no especificado
Lentes flotantes No
Revestimientos Multicapas
Distancia mínima de enfoque aprox. 15 cm
Escala de reproducción 1:4
Area cubierta a la mínima distancia No indicado
Autoenfoque No
Tipo de motor No aplicable
Zoom motorizado No
Tipo de motor No aplicable
Enfoque manual Afirmativo, muy progresivo
Estabilizado No
Equivalencia según fabricante No aplicable
Ø para filtros 58 mm
Ø x largo 63,4 x 80 mm
Peso 540 gramos
Barrilete Metálico
Sellado contra intemperie No indicado
Montura Micro Cuatro tercios, sin contactos eléctricos
Transmisión de datos No
Optimizado para vídeo Si, mediante diafragma en modo de accionamiento sin clics
Accesorios incluidos Parasol metálico, tapa para uso sobre el parasol
Accesorios opcionales Filtro protector
Precio aproximado
1.150 €
Disponibilidad
Desde marzo de 2012










Voigtländer Nokton 17,5 mm f/0,95 ASPH: rendimiento

Una de las cosas más nos sorprendió de este objetivo con aspecto clásico, es lo bien que responde en máximas aberturas, lo que indudablemente nos habla de una óptica moderna, ya desde máxima abertura el rendimiento es notable, recordemos f/0,95, pero si cerramos tan sólo unos puntos, en torno a f/2, nos encontramos con una óptica aún muy superior en luminosidad y un grado de detalle notable.


Toma a  f/2.8 sobre una Panasonic G2... desde luego buen rendimiento, pincha para ampliar.

Voigtländer Nokton 17,5 mm f/0,95 ASPH: resolución

Debemos reconocer que en lo que respecta a calidad de imagen en general, y a la resolución en particular, el Voigtländer Nokton 17,5 mm f/0,95 ASPH. nos ha sorprendido muy favorablemente. No es que el Voigtländer Nokton 25 mm f/0,95 fuese "malo", pero podíamos decir que era un tanto "carismático" a plena abertura en las esquinas en lo que se refería a la resolución. Con una focal más comprometida, de 17,5 mm la cosa podía volverse más complicada.. pero no es así: vidrios especiales y lentes aesféricas hacen maravillas.


La resolución, sin ser extremadamente alta, tiene un buen nivel, y sobre todo, no tiene puntos flojos, por lo que se puede exprimir sin problemas la plena abertura de f/0,95.
El mejor rendimiento se alcanza para f/5,6, pero ya desde f/2, la calidad de imagen está muy compensada entre resolución y contraste.
Aunque se observa una pérdida de contraste y calidad de imagen para f/16 debido a la difracción, el nivel es soportable y los responsables del diseño han tenido el buen criterio de evitar "ofrecer" la abertura de f/22.

Voigtländer Nokton 17,5 mm f/0,95 ASPH: viñeteado

Al igual que ocurría con su hermano de luminosidad, el Voigtländer Nokton 25 mm f/0,95, la caída de iluminación hacia las esquinas es notable, un efecto con el que hay que contar.


El gráfico es aparatoso, es cierto, pero no lo es menos que para f/2 ya se ha producido una recuperación espectacular, y que desde f/2,8 en adelante, el viñeteado es mínimo.



El GIF animado nos ofrece una representación muy visual de la evolución del viñeteado con el diafragmado


Voigtländer Nokton 17,5 mm f/0,95 ASPH: distorsión

Aunque es apreciable, en barrilete, no nos ha parecido exagerada, tomando en consideración la corta focal y la luminosidad. Puesto que en los objetivos asimétricos –como es el caso– la distorsión se hace más apreciable conforme la distancia de toma es más corta, hemos podido comprobar que en tomas desde distancias ya medias, es casi inapreciable.


Al no tratarse de una distorsión compleja, es fácilmente compensable –si resultase conveniente– en postproducción




Un detalle especial: dos tapas distintas según se use con o sin parasol



Voigtländer Nokton 17,5 mm f/0,95 ASPH: sin corrección por firmware

A la hora de juzgar los resultados del rendimiento de este objetivo, según lo reflejado más arriba, es preciso hacer una observación importante: puesto que no hay contactos eléctricos en la montura, lo que vemos es el rendimiento puro, sin limpieza por parte del firmware.



Sin contactos... no hay transmisión de "emociones"


Si acaso, entre los archivos RAW y los JPEG hemos observado que se corrigen los pocos "artefactos" que aparecen, pero nada más.
Y si en el centro no hay aberración cromática, resulta que en las esquinas es casi inexistente, mientras que el astigmatismo es inapreciable salvo examinando al límite.
Como suele decirse "chapeau", pero claro, no es un objetivo pequeño, ni ligero ni económico.



Aunque es muy utilizable en fotografía en general, su doble aro de diafragma (arriba) está pensado para facilitar las tomas de vídeo: en una posición tenemos encajes por "clics" y en la otra, sin ellos, con un recorrido de suavidad tan sedosa como la de su aro de enfoque manual.




Sobre una G2,  asequible y muy operativa para vídeo,  el equlibrio es bueno


(*) Ver: prueba técnica del Voigtländer Nokton 25 mm f/0,95 para Micro Cuatro Tercios


 

nuestros vídeos