Domingo, 14 de Septiembre de 2008 14:55 Valentin Sama

Zuiko 14-35 mm f/2: prueba

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF
Indice del artículo
Zuiko 14-35 mm f/2: prueba
Ficha técnica
Manejo
Autoenfoque
Objetivo: resolución
Objetivo: viñeteado
Estética de imagen
Conclusiones
Otros objetivos
Protocolo
Todas las páginas
El objetivo Olympus Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD, diseñado para el protocolo Cuatro Tercios, es único en el mundo con esos parámetros de focal y luminosidad, siendo equivalente a un 28-70 mm f/2 e igualmente único en esa equivalencia.
En DSLR Magazine lo hemos sometido a una exhaustiva prueba técnica.
En efecto, entre los usuarios del sistema Cuatro Tercios, cada uno tiene su sueño secreto, muchas veces ya cumplido: para unos es acceder al ZD ED 7-14 mm f/4, para otros es el ZD ED 150 mm f/2, o el ZD ED 35-100 mm f/2 al tiempo que quizá para otros, sea la nueva versión SWD del ZD ED 50-200 mm f/2,8-3,5.



Pero el ZD ED 14-35 mm f/2 SWD representa un sueño algo más barroco, pues aunque su alta luminosidad es tentadora por lo exclusiva, tiene fuerte competencia dentro de la propia “escudería” ZD: los ZD 14-54 mm f/2,8-3,5 y ZD ED 12-60 mm f/2,8-4 son rivales en gama de focales y sobre todo en precio. El ZD ED 14-35 mm f/2 SWD viene precedido de una larga historia: desde su anuncio hasta su disponibilidad real transcurrieron más de dos años.

Las cuestiones que se plantean a un posible comprador es si esa gran luminosidad no llevará aparejado un más delicado equilibrio de rendimiento en nitidez, distorsión y quizá viñeteado y si realmente podremos apreciar un foco más selectivo, unido a un bonito “bokeh” gracias precisamente a esa gran abertura.

Pues bien, aunque nos ha llevado un trabajo, pensamos haber encontrado un buen numero de respuestas.

Antes de comenzar, quizá convendría examinar la ficha técnica del objetivo.




Ficha técnica



Modelo: Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD
Focales equivalentes: 28-70 mm
Abertura mínima: f/22
Ángulos de toma: 75-34°
Lentes/grupos: 18/17
Elementos aesféricos: dos, uno de ellos ED
Elementos ED: dos en total (incluyendo el aesférico)
Sistema de enfoque: interno, con elementos flotantes
Distancia mínima de enfoque: 35 cm
Aumento máximo a esa distancia: 0,12x/0,24 x
área cubierta e esa distancia: 11q x 149 mm (a 35 mm)
Numero de palas en el diafragma: 9 (abertura circular)
Sellado contra la intemperie: si, agua y polvo
Ø de filtro: 77 mm
Dimensiones: 123 mm de largo para Ø 86 mm
Peso: 905 gramos (sin parasol ni tapas)
Compatible con el convertidor EC-14: equivalente aprox. a un 20-50 mm f/2,8 (40-100 mm)
Compatible con el tubo de extensión EX25



Podemos ver, que el esquema óptico es realmente impresionante, pues para un objetivo zoom de factor tan solo 2 x se emplean nada más y nada menos que 18 lentes, un numero de lentes que es más habitual en objetivos del rango del factor 10. Además, una de las lentes es aesférica en vidrio ED de baja dispersión, lo que representa una rareza adicional.
El hecho de que de esas 18 lentes, tan solo dos de ellas vayan unidas, pegadas para constituir un grupo es algo poco frecuente. Los elementos flotantes nos hablan de una cuidada corrección a todas las distancias de toma, sobe todo teniendo en cuenta esa favorable distancia mínima de enfoque.



Todo ello supone dificultad de diseño y constructiva, y por tanto debe repercutir en peso, volumen y precio. Así, por ejemplo, cuesta aproximadamente 3,5 veces lo que el ZD 14-54 mm f/2,8-3,5 , aunque solo pesa 1,9 veces más. El volumen se deja ver y comparar mejor a través de las fotografías.
Respecto al ZD ED 12-60 mm f/2,8-4, el precio es 2,25 veces superior.




Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD: Manejo

La primera vez que pudimos mirar a través de un ZD ED 14-35 mm f/2 SWD lo hicimos con un objetivo de demostración, que estaba claramente etiquetado como tal, y se indicaba además que no se debía fotografiar con el. Obedientes, así lo hicimos, pero no sin antes realizar nuestra habitual comprobación visual rápida en busca de una posible distorsión.
Para nuestra desilusión nos vimos “castigados” mas que recompensados por una apreciable distorsión en barrilete.
Por eso, cuando recibimos ya una de las dos unidades de prueba que pasaron por nuestras manos lo primero que hicimos fue realizar la misma comprobación rápida, y.... la distorsión apreciada en el prototipo había desaparecido ya a primera vista.
Así, pues, acometimos las pruebas de campo y técnicas con otro espíritu de partida.


Aunque este objetivo puede utilizarse lógicamente en combinación con cualquier cámara del protocolo 4/3, por coherencia de aplicación –se trata de un objetivo “Top Pro”, la escala más alta de Olympus la prueba la hemos realizado con una Olympus E-3.
Como puede deducirse a través de las fotografías, el ZD ED 14-35 mm f/2 es imponente pero no monstruoso ni desproporcionado. En conjunción con una E-3 el equilibrio de masas es bueno, y no resulta “cabezón”.
En todo caso resulta dramático pensar en las proporciones que debería adquirir un objetivo de focales y luminosidad equivalentes para cubrir un formato de 24 x 36 mm.


En la mano, el objetivo cae bien y los aros de variación de focales y de enfoque se diferencian bien entre si por tacto y por la separación entre si.
La acción del zoom se realiza sin puntos de inflexión en la dureza.




Ofrece una idea del muy buen trabajo de diseño realizado el hecho de comprobar la mínima extensión del barrilete al pasar de un extremo de focal a otro.




Aunque no es un invento nuevo, y pensamos que Tamron fue la primera en el ingenio, resulta práctica la ventana accesible, en el parasol,para el eventual giro de filtros polarizadores. El acabado interno de este parasol en pétalos es de un negro mate tan profundo que nos ha resultado imposible sacar algo de gracia a la fotografía de este detalle aislado.


Y hablando de acabados, los de la montura, montaje de las lentes posteriores y los contactos, son impecables




Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD: Autoenfoque

Si en su momento, probar uno de los primeros objetivos Canon EF dotados de motor ultrasónico de anillo representó una experiencia única en relación a los “otros” sistemas, la sensación que produce el doble motor ultrasónico SWD de este ZD ED 14-35 mm f/2 SWD es otra “vuelta de tuerca” más: el silencio de operación y la rapidez de enfoque son muy altos. Probablemente podemos creer en la afirmación de Olympus en el sentido de que estamos ante el autoenfoque mas rápido del mercado, y ello tanto por las sensaciones transmitidas como por el hecho de que... nadie se ha atrevido a contestar esa afirmación.
Los motores ultrasónicos son ya norma en las gamas altas de objetivos Canon, Nikon, Pentax Sigma y otras firmas, y también, poco a poco en las bajas, pero en este momento, el SWD utilizado en este modelo de Zuiko (y en otros dos mas) compuesto por dos motores, parece ser lo más avanzado.

El objetivo coge foco de inmediato, y en muy pocas ocasiones titubea. La alta luminosidad y el avanzado sistema del módulo de la E-3 con sensores en cruz dobles en disposición de “dientes de perro” debe ayudar lo suyo.



Aun en sujetos potencialmente conflictivos, como este, el sistema de autoenfoque de la Olympus E-3, en combinación con el Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD discrimina con seguridad

Podemos decir que el sistema “inteligente” de selección de puntos de enfoque de la E-3 trabaja muy bien con el ZD ED 14-35 mm f/2 SWD y resulta muy difícil de ser engañado, aún con sujetos problemáticos.




A pleno, sol, el obturador de la E-3, al llegar a 1/8.000 de segundo, nos permite utilizar a pleno rendimiento esa abertura de f/2 del Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD

A lo largo de nuestras pruebas de campo, tratamos de sacar el máximo partido, de someter a prueba esa abertura máxima de f/2, y ahí se aprecia el buen equipo que hace el ZD ED 14-35 mm f/2 SWD con la E-3 y su obturador voluntarioso para llegar hasta 1/8.000 de segundo: a pleno sol, y a f/2, el ajuste típico de tiempo de obturación para un sujeto medio debería estar en torno a 1/6.000 de segundo, por lo que el “8.000” nos ofrece un buen margen de maniobra, por ejemplo para hacer muestreo en el modo de prioridad a la abertura de diafragma.

Por otro lado, el sistema de estabilización de la E-3 en combinación con esa abertura de f/2, nos permite hacer ciertas diabluras, usando índices de exposición relativamente bajos. Con índices altos, el límite está más bien en el posible movimiento del sujeto.

Por otro lado, en más de una ocasión, y acostumbrados por rutina al ZD 14-54 mm f/2,8-3,5, con su factor zoom casi 4 x, con este ZD ED 14-35 mm f/2 SWD echamos en falta un poco más “de tele”. Se nos queda corto en la focal “larga”. Pero entendemos que las cosas son así, y que sería imposible hacerlo con mayor factor zoom y mantener los parámetros de luminosidad y calidad de imagen. Se nos puede decir, con razón, que para el que necesite mayor gama de focales, ya existen el ZD 14-54 mm f/2,8-3,5 y el ZD 12-60 mm f/2,8-4, cada uno con sus concesiones técnicas propias.

Pero suponemos que hasta alturas, los lectores es posible que hayan saltado ya al apartado de “Objetivo: rendimiento”, y allá vamos.


Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD: rendimiento

En este apartado, deberíamos distinguir entre los aspectos estéticos, algo más subjetivos y los puramente de rendimiento, técnicamente fríos y neutros, si bien ambos van unidos.

Vamos primeramente con los técnicos, recordando que en estas pruebas el resultado viene dado por El Sistema, entendiendo por ello la combinación de objetivo más captor. Este mismo objetivo, sobre una Lumix L1, una E-330, o una E-520, por poner unos ejemplos, podría arrojar valores algo distintos. No se trata solo de megapíxeles, sino de filtros de paso bajo y estructura del captor. Recomendamos una lectura de la nota final acerca del protocolo.

Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD
Resolución a la focal de 14 mm
A esta focal podemos observar ya uno de los rasgos característicos del ZD ED 14-35 mm f/2 SWD, y es lo que podríamos llamar “tarifa plana” de rendimiento: salvo una mínima diferencia en la esquina a la plena abertura de f/2, que en cierta forma se ve compensada por un mayor rendimiento en el centro, este objetivo ofrece un rendimiento alto y constante desde f/2 a f/11 inclusive.



Si el ZD 12-60 mm f/2,8-4 ya arrojó un rendimiento muy bueno en este aspecto, el ZD ED 14-35 mm f/2 SWD lo supera, y ello a pesar de la dificultad de diseño de su alta luminosidad.
Existe sin embargo un “caveat”: esa discreta caída en la resolución para f/16 y ya más acusada para f/22 van acompañadas de una importante caída en el contraste de la imagen, mucho mayor a f/22 que a f/16.

La distorsión, en ligero barrilete, es extraordinariamente baja, muy similar a la del objetivo ZD ED 12-60 mm a la focal de 12 mm y algo mayor a la del ZD 14-54 mm a la focal de 14 mm.
En lo que respecto a aberración cromática, es muy baja, del discreto nivel de los objetivos Leica Summarit probados hace poco.
En conjunto, para esta focal y luminosidad un gran rendimiento con la salvedad de los valores f/16 y f/22 comentados.

Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD:
Resolución a la focal de 25 mm
En esta focal “estándar” y equivalente a un 50 mm para las cámaras 4/3, el ZD ED 14-35 mm f/2 SWD mantiene los rasgos distintivos fundamentales antes citados: rendimiento muy homogéneo y constante sobre todo a partir de un punto cerrado sobre la máxima abertura de f/2, con la anécdota de un perfecto equilibrio centro/esquina para f/8.



Para f/16 y f/22 observamos, al igual que para la focal de 14 mm, una importante caída en el contraste, aunque en un grado algo menor.
Mismos muy buenos niveles de corrección de la aberración cromática y distorsión inapreciable.
En conjunto, rendimiento ligeramente inferior al del ZD 12-60 mm a la misma focal, pero más homogéneo, tanto de centro a esquinas como para las distintas aberturas. Contraste mejor hasta f/11 inclusive.
Mismas observaciones que a 14 mm para la aberración cromática.

Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD
Resolución a la focal de 35 mm
A esta focal “más larga”, en contra de lo que esperábamos, ninguna gran sorpresa: la pauta de rendimiento es muy similar a la de las focales de 14 y 25 mm, salvo que quizá se aproxime más a lo convencional, en el sentido de que existe el clásico “lomo” de crecimiento de rendimiento desde las mayores aberturas, con la suave caída hacia las más cerradas. Pero, tal como indicamos anteriormente, se mantiene la pauta de homogeneidad de alto rendimiento centro/esquinas, con resultados, por cierto, claramente superiores a los del ZD ED 12-60 mm.



También en este caso, aunque en menor medida, se observa la caída notable de contraste para f/16 y f/22.
Idénticos resultados en lo que se refiere a corrección de la aberración cromática, al tiempo que hay que tener un ojo muy educado para observar que la casi inapreciable distorsión ha pasado a ser en acerico.


Si queremos conservar el máximo contraste posible a partir de lo que pueda rendir nuestro Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD, no deberíamos cerrar el diafragma más allá de f/11

En nuestra opinión, en este objetivo y a cualquiera de las focales, las aberturas de f/16 y f/22 deberían ser consideradas “de emergencia”,bien para alcanzar una profundidad de campo extrema, bien para poder utilizar u tiempo de exposición más largo.


Los gráficos MTF de la firma solo nos muestran los valores para f/2. Las líneas azules indican contraste y las anaranjadas, resolución. El lado izquierdo corresponde al centro del fotograma, y el extremo derecho a la esquina del mismo. La separación entre líneas de un mismo color puede decirse que refleja el grado de astigmatismo


En la práctica: las entregas de trabajo se acercan y el tiempo aprieta. Se impone trabajar a tope y comer sobre la marcha. Incluso a 35 mm y  f/2 y sin "enfoque" alguno en postprocesado, el Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD "da de si"



Y por supuesto, a 14 mm, f/2,8, con sujetos nada fáciles


Nuestro espacio favorito para detectar posibles distorsiones. A 14 mm los baldosines siguen rectos y bien rectos...


... y a 25 mm. Obviamos la toma a 35 mm...




Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD

Viñeteado

Basta una ojeada a los gráficos de viñeteado para observar el gran trabajo realizado por los ingenieros de Olympus también en este terreno. Parece como si ya se hubiese realizado una labor de caracterización de las particularidades del objetivo a nivel de RAW, archivos utilizados para la medición.






El grado de viñeteado es casi despreciable para aplicaciones prácticas, y ello puede deberse, en buena parte a un alto nivel de telecentricidad, al llegar los rayos de luz de forma más perpendicular al captor, los rayos periféricos se verían muy poco afectados por la Ley del Coseno, que rige la caída de iluminación de centro a esquina de un fotograma.




Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD

Estética de la imagen

Al margen de su comprobada mayor operatividad en bajos niveles de iluminación, deseábamos entender mejor, en la práctica lo que puede suponer en términos de enfoque selectivo y de “bokeh”, la abertura de f/2, y por ello, lo hemos comparado con especial atención con los valores de f/3,5 y f/2,8 que son los que nos podrían ofrecer sus “competidores” de la casa, los ZD 14-54 f/2,8-3,5 mm y ZD ED 12-60 mm f/2,8-4 a sus aberturas máximas.

En realidad no estaríamos descubriendo nada nuevo, pues todo se puede calcular a través de tablas de profundidad de campo, pero experimentarlo “en vivo” no está mal.
Convendría hacer la reflexión añadida de que las diferencias de foco selectivo apreciables aquí, en pantalla, serían mayores a grandes ampliaciones, pues de todos es sabido que la apreciación visual de la profundidad de campo depende en buen grado del tamaño de la ampliación de imagen y de la distancia de observación de la misma.


A 35 mm de focal y f/2


A 35 mm de focal y f/3,2


A 35 mm de focal y f/2


A 35 mm de focal y f/2,8

Nuestra conclusión global es que se nota, y de forma notable, la diferencia entre fotografiar a f/2 y a f/2,8, y por supuesto a f/3,5, y ello incluso a distancias relativamente grandes, en las que la profundidad de campo es mayor: desde ese punto de vista, valdría la pena el esfuerzo realizado, tanto por parte de los diseñadores... como por parte del comprador.


A f/2


A f/2,8, en ambos casos, bokeh circular


¿Alguien necesita foco selectivo?



Como era de esperar, los degustadores de “bokeh” quedarán más que satisfechos, pues el bokeh del ZD 14-35 mm f/2 SWD es redondo y armónico, gracias, en gran parte, a la abertura circular de su diafragma de 9 palas.







Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD

Conclusiones

Desde el punto de vista del rendimiento técnico y de la estética de imagen producida, puede decirse que el ZD 14-35 mm f/2 SWD es un objetivo de primera línea, muy conseguido: el clásico objetivo emblema de una firma.
Nos queda la curiosidad –que esperamos poder complacer algún día– de saber cómo se comportaría (este y otros Zuiko), sobre un captor 4/3 de mayor resolución de los 10 megapíxeles actuales.

Mientras tanto, los interesados en las comparaciones entre sistemas y ópticas, podrán extraer conclusiones que esperamos resulten interesantes examinando los gráficos de rendimiento derivados de pruebas recientes, tales como las de las Leica M8, Canon 1Ds Mark III y Nikon D3.
E nuestra opinión, en el estado actual de la tecnología, puede observarse, por un lado la favorable influencia que puede ejercer la mayor resolución de un captor sobre la posible resolución de un sistema (captor + óptica) a la hora de “sacar” el rendimiento puntual de un objetivo, por ejemplo para una abertura dada, y por otro lado la en ocasiones nefasta influencia que puede suponer el mayor tamaño de un captor, a la hora de ofrecer un rendimiento de resolución coherente en las esquinas, y ello sin entrar en más detalles de aberraciones cromáticas y viñeteado.
Por el momento, no se puede tener todo y habrá que seguir eligiendo.






Otros objetivos Olympus para el E-System

Olympus subdivide claramente sus objetivos en tres categorías bien diferenciadas:

Top Pro

Objetivos de la más alta gama profesional (sellados contra el polvo y salpicaduras)
Zuiko Digital ED 7-14 mm f/4 (14-28 mm)
Zuiko Digital ED 14-35 mm f/2 SWD (28-70 mm)
Zuiko Digital ED 35-100 mm f/2 (70-200 mm)
Zuiko Digital ED 90-250 mm f/2,8 (180-500 mm)
Zuiko Digital ED 150 mm f/2 (300 mm)
Zuiko Digital ED 300 mm f/2,8 (600 mm)

Pro

Objetivos de gama profesional (sellados contra el polvo y salpicaduras)
Zuiko Digital ED 8 mm f/3,5 Ojo de Pez (16 mm)
Zuiko Digital ED 50 mm f/2 Macro (100 mm)
Zuiko Digital 11-22 mm f/2,8-3,5 (22-44 mm)
Zuiko Digital ED 12-60 mm f/2,8-4 SWD (24-120 mm)
Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 (28-108 mm)
Zuiko Digital ED 50-200 mm f/2,8-3,5 (100-400 mm) (2)
Zuiko Digital ED 50-200 mm f/2,8-3,5 SWD (100-400 mm)

Estándar

Objetivos de gama estándar
Zuiko Digital 25 mm f/2,8 Ultracompacto ("Pancake")
Zuiko Digital 35 mm f/3,5 Macro (70 mm)
Zuiko Digital ED 9-18 mm f/4-5,6 (18-36 mm)
Zuiko Digital ED 14-42 mm f/3,5-5,6 (28-84 mm)
Zuiko Digital ED 18-180 mm f/3,5-6,3 (36-360 mm)
Zuiko Digital ED 40-150 mm f/4-5,6 (80-300 mm)
Zuiko Digital ED 70-300 mm f/4-5,6 (140-600 mm)

(1) La desviación máxima admitida respecto a la perpendicularidad de los rayos incidentes sobre el captor (telecentrismo) es de 6°.
(2) A extinguir, pues será sustituido por la versión SWD, esto es, dotada de motor de enfoque supersónico.
ED: incorpora vidrio óptico de alto índice y baja dispersión
Prácticamente todos los objetivos Zuiko Digital incorporan en sus diseños lentes aesféricas.
Las cifras entre paréntesis indican las equivalencias e ángulo de toma en relación a una cámara de 35 mm con el formato clásico de 24 x 36 mm.





Nota: Acerca de las pruebas de objetivos


Las pruebas de objetivos se llevan a cabo bajo los rigurosos protocolos que venimos aplicando en las pruebas de materiales que realizamos desde hace aproximadamente 20 años. Evidentemente, esos protocolos han ido evolucionando a lo largo del tiempo, tanto para adaptarlos a la propia evolución de aparatos y tecnologías como para hacerlos más estrictos.

Lo que se ofrece en cada análisis de equipo presentado es solo “la punta del iceberg” de las mediciones realizadas, y trata de mostrar de la forma más asequible posible los resultados de una prueba de material. Ello no excluye que en posibles análisis o “test” futuros puedan ampliarse o reducirse el numero y estilo de parámetros y aspectos ofrecidos

Salvo indicación en contrario, los resultados ofrecidos no son cuantitativamente comparables con los de “tests” o “reviews” publicados por otros autores. Resulta importante en esta ocasión indicar, además, que la prueba de este objetivo Zuiko Digital ZD 14-35 mm f/2 SWD, ahora publicada, se ha llevado a cabo bajo diferente protocolo que la comparativa entre el objetivo Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 y el Leica Vario-Elmar D 14-50 mm f/2,8, pero bajo los mismos que la del test: “Dos Zuiko a prueba”.

Mayor dureza: mejor comparación
En DSLR Magazine hemos actualizado nuestros protocolos de prueba, que ahora son más estrictos (1), y en nuestra opinión reflejarán mejor la capacidad de resolución del sistema bajo prueba en comparación con cualquier otro sistema.

Para ello, los datos de la resolución final de un conjunto (cámara, + captor + objetivo) se ofrecen para el equivalente de un mismo tamaño de ampliación final (por poner solo un ejemplo: un DIN A3), independientemente de si se trata de una cámara de captor de formato 24 x 36 mm, APS-C, Cuatro Tercios, etc.
Con ello, estimamos que podremos aproximarnos más a los deseos de los lectores de conocimiento de la capacidad de su sistema –Cuatro Tercios, Full Size (24 x 36 mm) –como es el caso de esta prueba– formato medio (36 x 48 mm o similar) o APS-C, por poner cuatro ejemplos– a la hora de rendir resolución antes que conocer el rendimiento puro de su objetivo.

A la hora de evaluar el rendimiento de los objetivos, debe recordarse que en el caso de cámaras digitales, los resultados ofrecidos son fruto de la combinación del objetivo sobre el captor de la cámara. Para esos resultados se parte de los archivos no manipulados (acutancia, contraste, etc.) producidos por la cámara, siempre a la sensibilidad nativa del captor.

Los datos ofrecidos acerca del viñeteado se indican en caída o pérdida de iluminación desde el centro del fotograma hasta la esquina, y en el caso de las cámaras digitales, reflejan los resultados de la combinación de captor, objetivo y procesador RAW, sin manipulación alguna. Salvo indicación en contra, el procesado se entiendo por ACR.

La resolución se indica para cada valor de abertura de diafragma para el centro (barra azul oscuro) y para la esquina (barra más clara).

(1) Hasta un 100% más “duros”
 

nuestros vídeos