Compartir

Continuamos con nuestra enumeración de las prestaciones que debemos considerar a la hora de elegir un conjunto u otro de ópticas para nuestros proyectos cinematográficos.

Contraste

La MTF de una óptica depende de la cantidad de contraste de la escena que sea capaz de transmitir al sensor. La escena que se fotografía presenta diferentes modulaciones de frecuencia y contraste. El objetivo intenta transferir esa información de manera precisa, pero está hecho de elementos de vidrio, que tienen un índice de refracción, otro de dispersión cromática, etc. Ninguna óptica será capaz jamás de conseguir una transmisión de la luz del 100% ni una modulación con un 100% de perfección. Ese es tan sólo uno de los motivos por los cuales la óptica perfecta ni existe ni existirá. Denominamos MTF a la función matemática que establece la proporción resultante de la reducción del contraste con respecto al original de la escena.

MTF
MTF

Para cada una de las siguientes evaluaciones, resulta útil hacerse una serie específica de preguntas que nuestras pruebas deberán responder con certeza.

Igualado de color

¿Consigue cada una de las ópticas de un mismo juego igualar el rendimiento cromático de todas las demás? Los diferentes fabricantes de ópticas emplean una amplia variedad de fórmulas para elaborar los elementos que las componen: distintas recetas de vidrio, distintas tecnologías de revestimiento y diferentes materiales de ensamblaje.

Carta de color DSC Labs Chroma Du Monde
Carta de color DSC Labs Chroma Du Monde

Son muchos los factores que afectan a la dominante de color de una óptica. Un director de fotografía puede perder enormes cantidades de tiempo y dinero en la corrección de color de un proyecto –escena por escena– si el color y el contraste de las tomas cambia con cada objetivo. Esto es lo que ocurre con las ópticas fotográficas, que no necesitan responder a esta necesidad y que por ese motivo pueden convertirse en tu peor pesadilla durante un rodaje. El uso de ópticas con idéntico rendimiento cromático hace que merezca la pena cada céntimo de más que cueste alquilarlas, dado el ahorro de tiempo y dinero que suponen en los procesos de postproducción y finalizado.

Características de las reflexiones internas

¿Cómo se comporta una óptica cuando apuntas con ella a una fuente brillante de luz en mitad de un fondo muy oscuro, en particular a su máximo valor de apertura? ¿Cuántos elementos –de qué grupo– y/o cuántos revestimientos producen reflexiones internas o dispersión de la luz?

Un claro ejemplo del uso por parte de Emmanuel Lubezki, ASC, AMC de las reflexiones ópticas internas como herramienta dramática en una secuencia de "Birdman" (A. G. Iñárritu, 2014)
Un claro ejemplo del uso por parte de Emmanuel Lubezki, ASC, AMC de las reflexiones ópticas internas como herramienta dramática en una secuencia de “Birdman” (A. G. Iñárritu, 2014)

Enfoque cercano

¿Cuál es la distancia mínima efectiva de enfoque de la óptica? ¿Existe una escala de reproducción variable –por medio del tradicional fuelle, por ejemplo– para compensar la exposición correcta en un enfoque muy cercano?

Rodaje de la escena técnicamente más compleja de "Encadenados" (Alfred Hitchcock, 1946) que implicaba la toma con un peculiar "ascensor" que empezaba en un plano general y termina en un cercanísimo plano detalle de la mano de Ingrid Bergman escondiendo las llaves de la bodega del sótano. © Robert Capa, 1946
Rodaje de la escena técnicamente más compleja de “Encadenados” (Alfred Hitchcock, 1946) que implicaba la toma con un peculiar “ascensor” que empezaba en un plano general y termina en un “cercanísimo” plano detalle de la mano de Ingrid Bergman escondiendo las llaves de la bodega del sótano. © Robert Capa, 1946

Respiración

¿Cambia el tamaño de la imagen de forma notable o desagradable cuando enfocamos a distintos planos? Al modificar el enfoque en un objetivo, los elementos ópticos internos se desplazan hacia atrás o hacia delante para focalizar la luz entrante sobre el sensor. Al hacerlo, alteran ligeramente el factor de ampliación de la óptica. El resultado en la imagen aparenta el efecto de un pequeño movimiento de zoom al que denominamos respiración. Las ópticas con diseños más sofisticados y complejos pueden corregir parcial o totalmente este efecto, pero es uno de los problemas que deberemos tener siempre en cuenta a la hora de escoger un juego de objetivos.

Trazado de rayos de una óptica telecéntrica (y, por consiguiente, carente de respiración)
Trazado de rayos de una óptica telecéntrica –y, por consiguiente, carente de respiración–

Diseño de las ópticas

¿Se ha diseñado la óptica para sensores monoplanares o para bloques dicroicos de tres sensores? ¿Se ha diseñado para una cámara o tipo de sensor específicos? Obviamente, los diseños ópticos para tres sensores de dos tercios de pulgada no deberían emplearse sobre sensores monoplanares y viceversa. A día de hoy, muchos fabricantes ofrecen adaptadores para poder aprovechar ópticas de diferentes diseños y que sus propietarios puedan alargar su vida útil al adquirir cuerpos de cámara con diferente configuración de sensor/es. En cualquier caso, los resultados distan mucho de ser óptimos, en tanto en cuanto se está desaprovechando gran parte de la inversión realizada en cámara.

Juego de Ópticas DigiPrime de Zeiss diseñadas para disposiciones de 3 sensores de 2/3 de pulgada.
Juego de Ópticas DigiPrime de Zeiss diseñadas para disposiciones de 3 sensores de 2/3 de pulgada.

Geometría

¿El diseño de la óptica es rectilíneo? ¿Es aesférico? ¿Corrige de forma correcta la distorsión en acerico o de barril por medio de los elementos aesféricos? ¿Corrige la perspectiva a través del fotograma? En el supuesto de que se trate de un angular, ¿modifica la distancia focal a través de la diagonal del campo de visión desde el centro a las esquinas de la imagen?

Comparativa entre imágenes de una óptica Zeiss Ultra Prime 8R (8mm rectilínea) -a la izquierda- y una óptica ojo de pez 8 mm -a la derecha.
Comparativa entre imágenes de una óptica Zeiss Ultra Prime 8R (8 mm rectilínea) –a la izquierda– y una óptica “ojo de pez” 8 mm –a la derecha–.

Una óptica rectilínea proporciona imágenes –como las de los muros de los edificios– en las que estos aparecen como líneas rectas y no curvas. Por regla general, exhiben mucha menos distorsión de barril o en acerico. Las ópticas rectilíneas angulares pueden causar el efecto de que los objetos que se mueven a través del fotograma parezcan estirarse o alargarse cuando se aproximan a los bordes de dicho fotograma. Se consigue la corrección rectilínea utilizando elementos aesféricos para modificar de manera efectiva la distancia focal de la óptica a través del campo de visión de la misma. Un diseño rectilíneo a menudo aumenta la separación de los objetos situados en la parte central del fotograma.

Este fenómeno se debe a que tal diseño transforma la distancia focal en más angular en esa zona de la imagen. Asimismo, acerca las esquinas de la imagen, al hacer que el diámetro exterior de la imagen responda a un diseño ligeramente más telefoto. La distancia focal general de tal tipo de óptica se calcula de forma diagonal, de esquina a esquina. Los diseñadores de ópticas usan elementos aesféricos para conseguir esta variación de la distancia focal. Se denomina “curva de bigote” a la curva matemática que cuantifica tal efecto porque –cuando se traza– su forma puede recordar a la de un clásico bigote de manillar.

Representación de los diferentes tipos de distorsión que puede presentar una óptica. A la derecha el provocado por una "curva de bigote".
Representación de los diferentes tipos de distorsión que puede presentar una óptica. De izquierda a derecha: sin distorsión, distorsión de barrilete, distorsión de acerico y distorsión de “curva de bigote”

El proceso de “cartografiar” una óptica –lens mapping– es crucial para realizar con éxito el trabajo de efectos visuales de una película. La medida precisa de las características de cada objetivo puede marcar una diferencia sustancial en el coste económico de ese proceso. Con frecuencia, va acompañada del rodaje de pruebas meticulosas con cartas de retícula en una amplia variedad de posiciones de enfoque y zoom –si se da el caso– para comprender, por ingeniería inversa, la geometría del diseño de cada óptica. Es imprescindible medir y comprender a fondo los objetivos rectilíneos para integrar imágenes generadas por ordenador (CGI) en escenas de acción real.

Óptica zoom Angénieux Optimo 24-290mm T2.8 © Ovide BS
Óptica zoom Angénieux Optimo 24-290mm T2.8 © Ovide BS

Las ópticas zoom complican aún más los problemas relativos a la geometría, porque desplazan muchos elementos relacionados entre ellos para cambiar la distancia focal. Para cualquier persona ajena al propio proceso de diseño resulta difícil comprender con exactitud lo que está ocurriendo con la imagen en términos de corrección de la geometría óptica.

Detalle del elemento anamórfico de una óptica Cooke Anamorphic/i SF
Detalle del elemento anamórfico de una óptica Cooke Anamorphic/i SF

Por último, las ópticas anamórficas son mucho más complejas porque suelen contener rutas ópticas con dos puntos nodales diferentes en los que se cruzan los trazados de rayos de luz. El elemento anamórfico sólo funciona en el eje horizontal del objetivo y tiene su propio punto nodal que, tal como hemos dicho, difiere del del eje vertical. Calcular la distorsión y geometría de este tipo de ópticas para integrar CGI representa una dificultad de magnitud muy superior en estos casos, en particular en tomas en movimiento.

Compartir
Julio Gómez
Formador y beta tester especializado en cinematografía digital y profesor de dirección de fotografía en la ECAM. Ha colaborado con marcas como ARRI, Canon, Dedolight, Kinoflo, Sony, Panasonic, Apple, etc. Vive la mayor parte del tiempo a bordo de trenes o aviones y es un enfermo de tal calibre que DISFRUTA de ello. Una indicación clara del deterioro de su salud mental.

No hay comentarios

Dejar una respuesta