Una iglesia llena de fantasmas

Una iglesia llena de fantasmas

365
0
Compartir

La iglesia de St. George en el pequeño pueblo checo de Lukova, más conocida como La iglesia de los nueve fantasmas es un lugar rodeado de misterio. Construida en el siglo XIV, esta iglesia cayó en el abandono en 1968, cuando su techo se derrumbó mientras se celebraba un funeral. Los habitantes de Lukova tomaron esto como un mal presagio y comenzó a correr el rumor de que la iglesia estaba maldita, por lo que se dejaron de oficiar misas en su interior. El desuso y la falta de cuidado hicieron que los estragos del tiempo fueran minando los muros de la iglesia, hasta que en 2014 el artista local Jakub Hadrava llevó a cabo una iniciativa para devolver su esplendor a este lugar histórico.

Church of Nine Ghosts
Church of Nine Ghosts © Roman Robroek

Hadrava creó una instalación en homenaje a los alemanes que rezaban cada domingo en la iglesia a comienzos del siglo XX, intentando reivindicar la importancia que esta ha tenido en la historia del pueblo. El artista colocó en los bancos nueve figuras de yeso recubiertas por telas blancas que representan a los fantasmas de los devotos. Tras estas nueve figuras se han ido colocando muchas más, y la iglesia ha ganado fama internacional, convirtiéndose en un lugar de interés turístico.

Church of Nine Ghosts
Church of Nine Ghosts © Roman Robroek

El fotógrafo especialista en lugares abandonados Roman Robroek viajó a Lukova para fotografiar este extraño lugar. Según el autor, un auténtico experto en lo que a escenarios escalofriantes se refiere, la Iglesia de los Nueve Fantasmas es uno de los sitios más aterradores que ha visitado. Equipado con una Canon EOS 650D con objetivos Sigma 10-20 mm y Canon 50 mm, Robroek consigue retratar fielmente la perturbadora sensación de encontrarnos en un lugar tan misterioso rodeado de estos inquietantes fantasmas que parece que van a cobrar vida en cualquier momento.

Church of Nine Ghosts
Church of Nine Ghosts © Roman Robroek

Para ver más fotografías de Roman Robroek en la iglesia de St. George se puede consultar la web del autor, y conocer su experiencia en este lugar a través de su blog.

No hay comentarios

Dejar una respuesta