Compartir

Anunciados el pasado 8 de febrero, ya hemos tenido ocasión de realizar una primera toma de contacto con los nuevos Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS y Sony FE 85 mm f/1,8, que se suman al catálogo de ópticas para cámaras sin espejo de formato 24×36 mm de la compañía, con especial enfoque puesto en el bokeh.

Sony FE 85 mm f/1.8 y Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 85 mm f/1.8 y Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

Criticada en sus inicios por ser una de las gamas ópticas menos opulentas, Sony ha ido ampliado paulatinamente su catálogo de objetivos para disponer ahora de una familia bastante completa. A las envidiables referencias de Zeiss fabricadas para el sistema de Sony, se suman las ópticas de la serie G propias a la marca, y en particular las de la gama G Master, también bajo el paraguas de la compañía, pero con unos parámetros de calidad –y precio– al nivel de las mejores referencias del mercado.

La familia de ópticas Sony sigue creciendo © Albedo Media
La familia de ópticas Sony sigue creciendo © Albedo Media

Sony FE 100 mm f/2,8 STF G Master – Apodificación

El nuevo Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS pertenece, como su nombre indica, a la serie G Master (GM), pero su rasgo más característico viene de otras de sus siglas: STF (Smooth Trans Focus). Bajo esta nomenclatura se esconde el sistema de apodificación de la firma, cuyo propósito es el de ofrecer un bokeh lo más armonioso posible.

Funcionamiento del sistema de apodificación, denominado STF en Sony
Funcionamiento del sistema de apodificación, denominado STF en Sony

Tal como ya avanzábamos el día de su presentación, el STF hace uso de un filtro específico que permite conseguir la nitidez requerida en el punto de enfoque selectivo, con una conveniente gradación de desenfoque hacia el resto de los planos. Ello permite desenfocar más aún los planos fuera de foco y, asimismo, obtener un bokeh más simétrico. Actúa como un filtro ND, la intensidad del cual decrece a media que nos alejamos del centro del mismo.

FE 100 mm f/2.8 STF GM © Sony
FE 100 mm f/2.8 STF GM © Sony

Existe, de hecho, otra óptica apodificada en el catálogo de Sony, el FE 135 mm f/2,8 SFT, pero se trata de un objetivo para montura A y que se conforma con el enfoque manual. Los ingenieros de Sony buscaron, en este FE 100 mm f/2,8 STF para montura E, un objetivo que aunase las características del filtro apodificado junto con la gran capacidad de resolución asociada a las ópticas G Master, que es capaz de llegar a los 50 pares de línea/mm.

FE 100 mm f/2.8 STF GM © Sony
FE 100 mm f/2.8 STF GM © Sony

El resultado de esta combinación STF + G Master es conseguir mantener esta alta resolución y, al mismo tiempo, un bokeh lo más suave posible, algo que en el anterior STF no se había podido lograr satisfactoriamente. El uso de una lente aesférica –dentro de su esquema óptica de 13 elementos en 10 grupos, sin contar el filtro APD– es una de las claves para obtener estos resultados, ya que este tipo de lente permite minimizar la aberración esférica. Su diafragma, conformado por nada menos que 11 palas, es otro de los factores que ayudan a conseguir este buscado bokeh.

Además, el nuevo Sony FE 100 mm f/1,8 STF dispone ahora de enfoque automático, que corre a cargo de un motor DD-SSM (Direct Drive Super-Sonic Motor), de funcionamiento silencioso y con una alta precisión de enfoque.

FE 100 mm f/2.8 STF GM © Sony
FE 100 mm f/2.8 STF GM © Sony

Sin embargo, este diseño de óptica apodificada viene acompañado de un importante inconveniente, y no es otro que el de la consiguiente pérdida de luminosidad, debido a la absorción de luz de dicho filtro.

Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

En el caso de la óptica de Sony que nos ocupa, esta pérdida es de nada menos que 2 pasos, lo que obliga al fabricante a especificar no solo la abertura máxima del diafragma –f/2,8– sino también su valor de transmisión equivalente –T/5,6–, esta última siendo nomenclatura habitual del territorio cinematográfico. Es la contrapartida a tener en cuenta para disponer de este deseado bokeh, algo que sus usuarios deberán tener en todo momento presente para poder sacar el máximo provecho a esta peculiar óptica.

Sony FE 100 mm f/2,8 STF G Master – Ergonomía y manejo

El Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM es un objetivo contundente y pesado, sobre todo si nos atenemos a su distancia focal y su luminosidad equivalente, que equivaldría a un f/5,6 en una óptica no apodificada. Pero, de nuevo, hay que recordar que ese es el coste necesario para disponer de esta apodificación. Así pues, la óptica se opera en parámetros de transmitancia, y dispone de su correspondiente anillo de aberturas según estos valores.

Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

Tal como se puede apreciar en las marcas del anillo, el rango efectivo de la apodificación se encuentra entre T/5,6 y T/8; más allá de estos valores, los diafragmas de trabajo resultantes serían demasiado cerrados para conseguir ese bokeh armonioso.

Dispone también de otro anillo, para bloquear el recorrido de enfoque, que consta solo de dos posiciones, entre 57 cm y 1 m y entre 85 cm a ∞. Esta primera posición permite trabajar con la distancia mínima de enfoque del objetivo, gracias a la cual se puede obtener un interesante factor de aumento de 0,25x y acercarse a la fotografía macro.

Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

Entre sus otros controles –no es el espacio lo que falta en el barrilete de este objetivo–, encontramos un botón para bloquear el foco, así como dos conmutadores, uno para el AF/MF y otro para la activación/desactivación de sistema de estabilización óptico OSS (Optical Steady Shot).

Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

No nos olvidamos del conmutador que permite seleccionar el funcionamiento del anillo de aberturas –por clics o continuo–, especialmente útil para aplicaciones videográficas.

Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

Asimismo, se trata de una óptica sellada al polvo y a la humedad.

Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

Ya en mano, constatamos que, efectivamente, se trata de un objetivo con una AF rápido y muy preciso, tal como pudimos observar después de revisar las muestras realizadas con la lupa; prácticamente todas ellas habían “clavado” el foco, incluso en condiciones de luz escasa.

Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

A pesar de sus dimensiones, no desentona montado en nuestro cuerpo de prueba, una Sony A7R II. La calidad de construcción de la óptica se deja notar tanto en sus acabados como el buen funcionamiento de anillos, suaves y precisos en su operación.

Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

En cuanto al uso del enfoque manual –para aquellos que no se quieren fiar del sistema de AF en situaciones complicadas– tampoco tenemos quejas; el anillo de enfoque dedicado también es suave y preciso, con unas dimensiones adecuadas.

Sony FE 85 mm f/1,8 – Retratos asequibles

La filosofía del segundo objetivo que nos ocupa es bastante diferente. Aquí no se trata de buscar ni la máxima capacidad resolutiva posible ni el mejor bokeh del mercado, tal como repetían los responsables de Sony; ni G Master, ni apodificación, por tanto. En este caso, el Sony FE 85 mm f/1,8 está diseñado para ofrecer un objetivo asequible para fotografía de retrato. Se trata, de hecho, de la versión asequible del Sony FE 85 mm f/1,4 G Master.

FE 85 mm f/1,8 © Sony
Sony FE 85 mm f/1,8 © Albedo Media

Estamos, pues, delante de un objetivo bastante más sencillo, con unas dimensiones mucho más comedidas y, al mismo tiempo, con una abertura máxima mucho más favorable, de f/1,8. Su esquema óptico también es más simple, con 9 lentes en 8 grupos, y si bien encontramos una lente de extra baja dispersión ED como en el FE 100 mm f/2,8 STF GM, ni rastro en esta ocasión de lentes aesféricas.

FE 85 mm f/1,8 © Sony
FE 85 mm f/1,8 © Sony

Ello permite abaratar el coste final de la óptica –hablemos de casi un tercio del precio que la óptica apodificada–, pero el hecho de prescindir de las lentes aesféricas también significa disponer de bokeh menos suave y simétrico.

FE 85 mm f/1,8 © Sony
FE 85 mm f/1,8 © Sony

Sony FE 85 mm f/1,8 – Ergonomía y manejo

El Sony FE 85 mm f/1,8 es un objetivo mucho más convencional, tanto en forma como en diseño, que el FE 100 mm f/2,8 STF GM. Aparte del generoso anillo para el enfoque manual, aquí no encontramos ningún anillo para el control del diafragma, simplemente el mismo botón de bloque de foco y el conmutador para el AF/MF. En este caso, no hay espacio para mucho más.

Sony FE 85 mm f/1,8 © Albedo Media
Sony FE 85 mm f/1,8 © Albedo Media

Construida en aluminio, esta óptica también está sellada contra el polvo y la humedad. Por otro lado, a diferencia del FE 100 mm f/2,8 SFT GM, no consta de 11 palas para conformar su diafragma, pero aun así dispone de una nada desdeñable cifra de 9 palas.

Sony FE 85 mm f/1,8 © Albedo Media
Sony FE 85 mm f/1,8 © Albedo Media

Montado sobre nuestro cuerpo de prueba, el conjunto se muestra muy ligero y manejable, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos operando con un 85 mm f/1,8 que cubre un sensor de 24×36 mm. El AF también se muestra rápido y preciso y, a tenor de los resultados obtenidos durante la prueba, podemos asegurar que estamos delante de una óptica con una muy interesante relación calidad/precio.

Sony FE 85 mm f/1,8 © Albedo Media
Sony FE 85 mm f/1,8 © Albedo Media

Muestras

A continuación, mostramos imágenes tomadas con los nuevos Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS y Sony FE 85 mm f/1,8, ambos con una Sony A7R II que, gracias a su sensor de 42 Mpx, permite explotar al máximo la capacidad resolutiva de estos objetivos.

En las primeras muestras, comparamos los resultados obtenidos con ambos objetivos en los sets de prueba preparados para la ocasión por Sony, para que el usuario pueda comparar la diferencia en cuanto a capacidad resolutiva y representación del bokeh. Las tomas han sido realizadas a sus aberturas máximas –T/5,6 y f/1,8– y los encuadres no son coincidentes debido a las condiciones del entorno de pruebas, pero permiten hacerse una idea de la diferente de rendimiento mencionada.

Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 1.250 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 1.250 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 85 mm f/1,8 f/1,8 – 1/125 s – ISO 320 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 85 mm f/1,8 a f/1,8 – 1/125 s – ISO 320 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 400 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 400 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 85 mm f/1,8 f/1,8 – 1/200 s – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 85 mm f/1,8 a f/1,8 – 1/200 s – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 2.500 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 2.500 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 85 mm f/1,8 a f/1,8 – 1/125 s – ISO 320 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 85 mm f/1,8 a f/1,8 – 1/125 s – ISO 320 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/100 s – ISO 1.600 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/100 s – ISO 1.600 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 85 mm f/1,8 a f/1,8 – 1/160 s – ISO 400 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 85 mm f/1,8 a f/1,8 – 1/160 s – ISO 400 © Albedo Media

Las siguientes muestras han sido realizadas exclusivamente con el Sony FE 100 mm f/2,8 STF G Master, en diferentes configuraciones.

Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 5.000 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 5.000 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 6.400 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/125 s – ISO 6.400 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/100 s – ISO 6.400 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/5,6 – 1/100 s – ISO 6.400 (mínima distancia de enfoque) © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/8 – 1/250 s – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Sony A7R II y Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS a T/8 – 1/250 s – ISO 100 © Albedo Media

Conclusiones

Sony parece tener claro que todo sistema que se precie debe disponer de un elenco de ópticas a la altura. Asimismo, parece haber encontrado una senda en su particular cruzada por ofrecer el mejor bokeh posible en sus objetivos, punto que comparten las dos ópticas probadas. El Sony FE 100 mm f/2,8 STF GM OSS y el FE 85 mm f/1,8, cada uno a su manera, están diseñadas especialmente para fotografía de retrato, donde el bokeh es uno de los elementos que lo usuarios tienen más en cuenta.

Sony FE 85 mm f/1,8 © Albedo Media
Sony FE 85 mm f/1,8 © Albedo Media

Si bien todo ello tiene una importancia relativa –no solo de bokeh, palabra tan en boga hoy en día, vive el fotógrafo–, es muy interesante ver como Sony apuesta fuerte en este segmento para poder posicionarse junto con sus dos mayores competidores –Canon y Nikon–, pues el terreno de las ópticas siempre había sido su talón de Aquiles. En todo caso, con los excelentes resultados de sus ópticas G Master –por los cuales hay que pagar el correspondiente precio–, parece que Sony va, poco a poco, recuperando el terreno perdido.

Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media
Sony FE 100 mm f/2.8 STF GM OSS © Albedo Media

En el caso del nuevo FE 100 mm f/2,8 con la apodificación STF de Sony, hablamos de una óptica muy específica –recordemos que el uso del filtro APD hace “perder” prácticamente dos puntos de luminosidad–, que sus potenciales compradores deberán valorar en su conjunto, sobre todo si nos atenemos a su elevado precio –algo menos de 2.000 €–.

Por otro lado, el FE 85 mm f/1,8, una óptica mucho más convencional, hará las delicias de aquellos fotógrafos que busquen un objetivo para retratos de alta luminosidad a un precio asequible, pues su rendimiento bien parece valer los 650 € que cuesta.

No hay comentarios

Dejar una respuesta