Olympus_Nav_2014_2
Martes, 18 de Septiembre de 2012 11:54 Raphaël Terris

Canon 6D, Reflexiones

  • E-mail
  • Imprimir
  • PDF

Photokina-2012_Canon-6D_01_F La respuesta a la D600 de Nikon no se ha hecho esperar. Canon anunció ayer de manera oficial la 6D, la nueva DSLR de formato "double-frame" con precio "asequible". Presentada como la más ligera de su segmento gracias a su cuerpo de aleación de magnesio, la Canon EOS 6D se erige como la nueva DSLR "pro" para (casi) todos los bolsillos.


Ciertamente, las dimensiones de la nueva Canon 6D son bastante comedidas. Con un tamaño similar al de la Canon 60D (que lleva integrado un captor más pequeño de tipo APS-C), la 6D se permite el lujo de ser aún más ligera que la recientemente anunciada D600 de Nikon, cuyo peso asciende a 760 gramos (sólo el cuerpo, sin batería), por apenas 770 gramos para la 6D, pero con batería y tarjeta incluidas.

Diseño en aleación de magenesio

Tal como nos comentó Richard Shepherd, Especialista de Producto Canon EOS en Europa, para conseguir este diseño compacto, Canon ha optado por un cuerpo en aleación de magnesio, formado principalmente por dos grandes piezas (delantera y trasera) unidas entre sí por piezas menores. La parte de arriba es de policarbonato; un acabado metálico acentuaría los problemas de interferencia con la señal WiFi, debido al conocido efecto de caja de Faraday. A la pregunta de si sería posible realizar el diseño con una sóla pieza (al estilo unibody de Apple) y compactar aún más el cuerpo, evidenciamos que aún no hemos llegado a este punto, pero que la tendencia pasa por la reducción del número de piezas, como parece lógico.


Photokina-2012_Canon-6D_09_A.jpg
Cuerpo de aleación de magnesio, Imagen © DSLRMagazine

Para reducir todavía más el peso, Canon ha tenido que hacer algunas concesiones, como la eliminación de la ranura para tarjetas Compact Flash; ahora sólo disponemos de una única ranura para tarjetas SD. La Nikon D600 también ha optado por este único formato, pero a diferencia de la Canon, esta lleva dos slots. Seguramente Canon ha pensado que, gracias a la conectividad WiFi integrada, ya no era tan necesario disponer de la doble ranura; si esto repercute en una reducción del tamaño, nos parece una decisión acertada.


Photokina-2012_Canon-6D_08_A.jpg
Comparativa de tamaño con la 5D Mark III, Imagen © DSLRMagazine



CMOS "double-frame" de 24 x 36 mm


A diferencia de la Nikon D600 y su sensor de 24 megapíxeles, la Canon 6D lleva integrado un CMOS de 20 megapíxeles, combinado con el procesador de imagen DIGIC 5+. Su gama de sensibilidad nativa se situa entre 100 y 25600 ISO, una rango superior al de la Nikon (de 100 a 6400 ISO); en modo forzado, ambas son capaces de bajar un paso por debajo (50 ISO) y subir dos pasos por encima (105200 ISO y 25600 ISO para Canon y Nikon, respectivamente). Si tenemos en cuenta que el tamaño del sensor es el mismo en ambos casos (24 x 36 mm) y que las resoluciones son parecidas, está claro que Canon ha decidido "arriesgar" más en las sensibilidades ofrecidas de forma nativa, dudamos que los apenas 4 megapíxeles de menos que ofrece la Canon (fotodiodos un poco más grandes, por tanto) sean la única justificación para ello. Habrá que esperar a probar las unidades definitivias de ambas cámaras para sacar conclusiones.

Panasonic-TZ30_Probamos_10_A
Sensor "double frame" de 24x36 mm, Imagen © DSLRMagazine


Conectividad WiFi y GPS

Una de las grandes apuestas de los fabricantes de esta Photokina es la integración de la conectividad WiFi como estándar en sus dispositivos. La Canon 6D no es ninguna excepción y ya no será necesario acarrerar ningún módulo WiFi separado. Es por lo menos curioso el tiempo que los distintos actores del mundo de la fotografía han empleado en apostar de formar clara por la tecnología inalámbrica, tecnología más que repandida en la gran mayoría de los demás sectores digitales.

Photokina-2012_Canon-6D_04_A
Funciones GPS y WiFi integradas, Imagen © Canon


Tal como anuncia Canon, gracias a la conectividad WiFi integrada, es posible transferir las fotos directamente a cámaras e impresoras compatibles, así como a ordenadores o cualquier otro dispositivo que lleve integrado dicha conectividad. Además, también podremos copiar las fotos a servicios de almacenamiento en la nube o compartirlas directamente en redes sociales. Para ello, Canon ha diseñado una aplicación externa, EOS Remote, que además permite controlar la cámara de forma remota y  realizar capturas tanto de imágenes como de vídeos, además de ajustar los distintos parámetros de la cámára.

Photokina-2012_Canon-6D_05_A
Múltiples conexiones,  Imagen © Canon


También es posible establecer conexiones directas con televisores HD compatibles con el protocolo DLNA, aunque siempre dispondremos de las conexiones más habituales en caso contrario, como el HDMI. Por otro lado, la conexión GPS permite, como esperado, registrar los datos de geolocalización dentro de los ficheros de imágenes, pero también permite al fotográfo trazar un mapa en cualquier ordenador de la ruta seguida, pues el módulo GPS se encarga además de guardar la situación geográfica a intervalos predefinidos. 

Combinando objetivos

Photokina-2012_Canon-6D_01_F
Con objetivo de kit 24-105 mm f/4, Imagen © Canon


Aunque la Canon 6D se ofrecerá seguramente con el objetivo de "kit" 24-105mm f/4, como podemos ver arriba en la imágen oficial de prensa, pudimos aprovechar los distintos objetivos recién anunciados por la compañía para probar otras combinaciones menos ortodoxos. Es el caso del pequeño 40mm f/2,8, que ofrece una combinación muy ligera, pero también, por qué no, con el impresionante 200-400mm f/4, como podemos justo debajo.    

Photokina-2012_Canon-6D_06_A.jpg
Con el pequeño objetivo 40mm f/2,8, Imagen © DSLRMagazine


Photokina-2012_Canon-6D_07_A.jpg
Y con el gran 200-400mm f/4, Imagen © DSLRMagazine


Conclusiones

La Canon 6D y la Nikon D600 han abierto una nueva batalla, la de ofrecer una DSLR con captor de 24x36 mm (y la calidad de imagen asociada a dicho formato) a un precio lo más asequible posible. Estamos hablando de un umbral de precios que se sitúa entorno a los $2000 (dejamos de banda todas las pesquisas derivadas de la siempre enigmática y controvertida conversión dólar-euro), un precio bastante comedido a tenor de las prestaciones ofrecidas, sobre todo teniendo en cuenta la oferta actual.

Si bien nos parece un movimiento acertado, que tanto Nikon como Canon (y seguramente Sony, los rumores apuntan a que también se subirá al tren ofreciendo una A99 más barata) deberán gestionar muy bien el resto de sus gamas, pues quedarán todas aún más compactadas. Si podemos encontrar una DSLR  "double-frame" por poco más de 2000€, pocos serán los motivos que encontremos para decantarnos por una DLSR de formato "APS-C" por poco menos, y no sólo de precio hablamos, sino peso y volumen también, las diferencias acortándose cada vez más. Cuestión de llevar integrar un espejo réflex...

Todo esto nos lleva a reflexionar sobre el posicionamiento de las DSLR de gama media, e incluso las de entrada de gama, que ven como las Cámaras Compactas de Sistema (CSC) ya les pisan los talones. De momento, parece que la EOS-M, la CSC de Canon, tiene su nicho bien definido, pero todo cambiará el día que decidan apostar pour una EOS-M más profesional...

 
Nuart-Digital
MovolColor

nuestros vídeos